Santo Domingo, 17 jul (EFE).- El Ministerio de Interior y Policía (MIP) dominicano empezó hoy a entregar carnets a miles de inmigrantes que estaban en condición ilegal en el país y que se acogieron al Plan Nacional de Regularización de Extranjeros, cuyo plazo concluyó hace justamente un mes.

En una primera entrega, que proseguirá el lunes y el martes, se beneficiarán 7.956 extranjeros, dijeron a Efe fuentes del MIP.

Asimismo, informaron que paralelamente a la entrega de los carnets, la cartera seguirá recibiendo documentos de los extranjeros que no pudieron completar el proceso, pero que igual fueron inscritos en el Plan.

El MIP publicó ayer en los periódicos locales un listado con los nombres de los extranjeros que recibirán los primeros carnets.

«Si su nombre está en el listado, puede retirar su documento en la Oficina de Regularización en la que realizó el trámite», señaló la institución.

A su vez, entregó, que con la entrega de estos documentos, «seguimos cumpliendo con las leyes dominicanas y ampliando los derechos de las personas que residen en el país».

De acuerdo con cifras del MIP, un total de 288.466 extranjeros indocumentados se acogió al Plan.

Aunque las autoridades califican el Plan como «el más ambicioso» y «completo» en materia migratoria, este no ha estado exento de criticas, especialmente de organizaciones extranjeras que temen sobre futuras deportaciones de indocumentados e, incluso, las de sus hijos nacidos en el país.

El Plan de Regularización para Extranjeros indocumentados se puso en marcha junto a la Ley especial de Naturalización, que venció el 1 de febrero, tras una polémica sentencia del Tribunal Constitucional de septiembre de 2013, que establece los parámetros para adquirir la nacionalidad.

El principal temor de las ONG y organismos internacionales es que tras finalizar el plazo para acogerse al plan, no solo se lleven a cabo deportaciones masivas en República Dominicana, sino que en las mismas se arrastre a personas nacidas en el país, hijos de haitianos indocumentados.