Managua, 21 jul (EFE).- El 80 por ciento de las pequeñas empresas salvadoreñas son extorsionadas, y por ello pagan hasta 60 millones de dólares al mes, informó hoy en Nicaragua el presidente del Consejo Nacional de la Pequeña Empresa de El Salvador (Conapes), Ernesto Vilanova.

«La pequeña empresa en El Salvador paga entre 30 y 60 millones de dólares mensuales en extorsión», dijo Vilanova a periodistas, durante un encuentro en Managua entre representantes de pequeñas empresas de Centroamérica.

La extorsión es una forma que utilizan las pandillas violentas de El Salvador para financiar sus actividades.

La alta cifra que pagan las pequeñas empresas se corresponde con el hecho de que «el 80 % de los pequeños empresarios están siendo extorsionados», afirmó Vilanova.

El Conapes agrupa en el país a unas 54.346 pequeñas empresas, de las cuales 18.219 se ubican en el departamento de San Salvador, según lo indica el sitio web de la organización.

En abril pasado entró en vigor la Ley Especial contra el Delito de Extorsión, con la que el Gobierno de El Salvador pretende contrarrestar el ilícito.