Tegucigalpa, 14 ago (EFE).- La canciller de Honduras, María Dolores Agüero, aseguró en entrevista con Efe que su país trabaja en la protección de los hondureños indocumentados, la profundización de la integración regional y la promoción de las inversiones, tres factores que fueron señalados como prioritarios por la funcionaria.

El Gobierno hondureño “ha enfocado su política exterior en la protección al migrante, en la profundización de la integración regional, la promoción de las inversiones y la competitividad de nuestro país en el exterior”, subrayó Agüero.

La preservación de la soberanía territorial y de sus fronteras es otra de las prioridades de la política exterior hondureña, señaló la canciller.

Enfatizó que a través de las 31 misiones diplomáticas de Honduras, el Gobierno que preside Juan Orlando Hernández busca profundizar las relaciones bilaterales para garantizar “la protección a los inmigrantes, la promoción de las inversiones y el comercio”.

Destacó, además, la “vocación integracionista” del presidente Hernández, al dar una “particular relevancia” a la relación con los países miembros del Sistema de la Integración Centroamericana (SICA).

Agüero indicó que Honduras ha realizado “diversos planteamientos” para alcanzar la integración regional, y señaló como ejemplo la unión aduanera puesta en marcha en junio pasado entre su país y Guatemala, la primera en la región, para dar tránsito libre a por lo menos el 75 % de las mercancías entre los dos países.

Honduras y Guatemala tienen un PIB en conjunto de 72.781 millones de dólares, lo que equivale al 46 % del PIB de toda la región, y su comercio bilateral ronda el 40 % de las exportaciones e importaciones de Centroamérica, según cifras oficiales.

El presidente hondureño ha invitado reiteradamente a Nicaragua y El Salvador a sumarse a la unión aduanera, a lo que las autoridades salvadoreñas expresaron a finales de julio su voluntad de incorporarse a la iniciativa, mientras las nicaragüenses continúan evaluando la posibilidad.

Para esto, la jefa de la diplomacia hondureña dijo que en “las próximas semanas” se celebrará una reunión en El Amatillo, paso fronterizo entre Honduras y El Salvador, donde Hernández y su homólogo salvadoreño, Salvador Sánchez Cerén, firmarán una declaración de compromiso que marcará “la hoja de ruta” para incorporar al vecino país a la unión aduanera.

En materia de migración, señaló que Honduras promueve con El Salvador y Guatemala el Plan Alianza para la Prosperidad, al que Estados Unidos ha aportado en los últimos dos años unos 1.300 millones de dólares.

El tema de la migración irregular debe “ser abordado de manera conjunta” por los tres países que conforman el Triángulo Norte de Centroamérica -Honduras, Guatemala y El Salvador-, debido a las “características similares como es la inseguridad y la falta de oportunidades”, subrayó.

La canciller indicó que Honduras invierte cuatro dólares por cada dólar que Estados Unidos aporta al Plan Alianza, con el que el Triángulo Norte busca reforzar la seguridad para reducir la violencia, luchar contra la corrupción y proporcionar asistencia técnica para atraer inversión hacia la región, con el fin de desincentivar la migración.

“Si bien es cierto que tenemos esas iniciativas con compromisos compartidos con nuestros socios estratégicos, nosotros a lo interno estamos haciendo lo propio y los resultados ya son evidentes, como la reducción de los índices de seguridad”, destacó.

La canciller hondureña resaltó que su país va “encaminado hacia la ruta correcta” para garantizar la seguridad ciudadana, pero reconoció que los desafíos de esta nación en materia de seguridad todavía son “bastante grandes”.

La tasa de homicidios en Honduras bajó de 69 por cada 100.000 habitantes, que se registró en 2014, a 59 en 2016, según cifras oficiales.