Guatemala.- El presidente de Guatemala, Otto Pérez Molina, presentó hoy al Congreso para su discusión un paquete de medidas con las que pretende impulsar una reforma fiscal que genere más ingresos tributarios y frene el alza de la deuda pública.

Pérez Molina, que asumió el poder el pasado 14 de enero para un período de cuatro años, explicó que este paquete, al que le denomina “actualización tributaria”, permitirá al fisco incrementar su recaudación en más de 640 millones de dólares para el 2015.
La propuesta incluye un incremento gradual, del actual 5 % hasta un 7 %, en la tasa del Impuesto Sobre la Renta, y que se eliminen las deducciones que ahora son del 3 %.
Además plantea un impuesto a la primera matrícula para vehículos terrestres, aéreos y marítimos, y reformas al Impuesto al Valor Agregado (IVA), para que los trabajadores en forma de dependencia paguen de acuerdo a sus ingresos.
La “actualización tributaria” también prevé modificaciones al impuesto de timbres fiscales y a la ley de impuestos sobre circulación de vehículos, añadió el mandatario.
Esas iniciativas forman parte del paquete de reforma fiscal que impulsará su Gobierno y que contempla reformas a otras siete leyes así como la creación de tres nuevas normativas que presentará en marzo próximo, según explicó.
Pérez Molina comentó que con la “actualización tributaria” se busca obtener durante el 2012 más de 1.200 millones de quetzales (154,24 millones de dólares) en recaudación.
Para el 2013 la cantidad aumentaría a 4.300 millones de quetzales (552,69 millones de dólares), en 2014 a 4.500 millones de quetzales (578,40 millones de dólares) y en 2015 a 5.000 millones de quetzales (642,67 millones de dólares), detalló.
Aseguró que con esta recaudación busca aumentar la carga tributaria en Guatemala, que cerró en 11,2 % del Producto Interno Bruto (PIB) en 2011, y frenar el incremento de la deuda pública, que en el mismo período superó los 10.000 millones de dólares.
En el 2011 la recaudación tributaria en Guatemala fue de 40.260 millones de quetzales (5.174 millones de dólares), un 15,8 % más que el 2010, y para el 2012 se pretende superar esa cifra.
Según el jefe de Estado, el pacto fiscal que impulsa no es sólo para conseguir recursos, sino también para promover la transparencia, la honestidad y la calidad en el gasto público.
Sostuvo que el paquete de iniciativas no afectará a más del 50 % de la población que vive bajo la línea de la pobreza en Guatemala y que las reformas pretenden dar respuestas a las demandas de seguridad, educación y salud.
El presidente del Congreso, Gudy Rivera, del gobernante Partido Patriota (PP), explicó que los jefes de los 15 partidos que están representado en el Parlamento tendrán que hacer un análisis de las iniciativas antes de que sean trasladadas al pleno para su discusión y eventual aprobación. (EFE)