Santo Domingo, 7 ene (EFE).- Distintos sectores reclamaron hoy redoblar la vigilancia en la frontera entre la República Dominicana y Haití después de que el pasado sábado un militar murió a manos de un haitiano, quien posteriormente fue abatido por otro soldado.

La tarde del sábado un militar asignado al Cuerpo Especializado para la Seguridad Fronteriza (Cesfront) de la República Dominicana fue muerto de un disparo que hizo un haitiano que había sido mandado a detener por una patrulla fronteriza en la localidad el Callejón, en Elías Piña, suroeste dominicano y fronteriza con Haití.

Tras lo ocurrido, otro miembro de la patrulla ultimó al haitiano, quien, de acuerdo con el Ministerio de Defensa, iba con una mochila, que al parecer resultó sospechosa, junto a un compatriota, que emprendió la huida.

El presidente del país, Danilo Medina, ascendió hoy, a titulo póstumo, de raso a cabo del Ejército, al militar fallecido, identificado como Oriano Montero Encarnación, según informó el ministro de Defensa, Rubén Darío Paulino Sem, quien asistió a los actos fúnebres de Montero Encarnación en compañía del comandante general del Ejército, Estanislao Gonell Regalado.

Paulino Sem y Regalado dieron las condolencias a los familiares del fallecido y les garantizaron apoyo material y sicológico por parte de las Fuerzas Armadas.

Los actos fúnebres fueron realizados en el municipio de Hondo Valle, provincia Elías Piña, de donde era oriundo el militar.

El Ministerio de Defensa dispuso una investigación de lo ocurrido, mientras distintos sectores piden reforzar la vigilancia en la frontera de casi 400 kilómetros que separa a ambos países caribeños y donde son frecuentes las denuncias de tráfico de personas y contrabando de armas y animales.

Así, el diputado Víctor Bisonó, del opositor Partido Reformista Social Cristiano (PRSC), Víctor Bisonó, señaló, en Twitter, que lo ocurrido el fin de semana “es una grave amenaza a la nacionalidad dominicana” y advirtió de que “nos quedaremos con los brazos cruzados”.

Por su lado, el abogado y expresidente del Partido Revolucionario Dominicano (PRM) Emmanuel Esquea confió, en declaraciones publicadas también en Twitter, que la muerte del soldado dominicano nos aviva “la obligación que tenemos los dominicanos de defender nuestra patria”.

“Los haitianos de la frontera deben recibir un mensaje del Estado Dominicano. No fue un pollo que mataron. Fue un soldado de la República, encargado del cuido de nuestra frontera. Deben saber la importancia le damos a este tipo de hecho para evitar se repitan”, agregó, por su lado, el exdiputado Vinicio Castillo Semán, del partido Fuerza Nacional Progresista (FNP).

El suceso ocurrió el mismo día en que el comandante General del Ejército, Estanislao Gonell Regalado, viajó a la Fortaleza “Bellér”, en la fronteriza Dajabón, para reunirse con los comandantes de las unidades y agencias que operan como parte de la Fuerza de Tarea Conjunta e Interagencial “Cerco Fronterizo”.