Panamá, 30 may (EFE).- El Partido Panameñista, del presidente de Panamá, Juan Carlos Varela, recordó hoy que “fue un fuerte opositor a la dictadura militar y del general Manuel Antonio Noriega”, fallecido el lunes a los 83 años, y opinó que la familia del exdictador “merece un sepelio en paz”.

Así lo dice una misiva publicada en la cuenta de Twitter del presidente del partido y diputado de la Asamblea Nacional (AN-Parlamento), José Luis Varela, hermano del jefe del Estado panameño.

“Luchamos en las calles para recuperar nuestros derechos ciudadanos, lucha que dejó varios muertos en nuestras filas y en muchas familias panameñas”, indica el comunicado del Partido Panameñista.

Añade que “ante la desaparición física del general Noriega, el Partido Panameñista considera que se cierra una etapa en nuestra historia. Los panameños debemos celebrar que gracias a la lucha y la unidad de todo un pueblo nuestras diferencias ahora se resuelven con votos no con balas”.

“La familia Noriega-Sierio merece un sepelio en paz. Los panameños debemos empinarnos y aprender de esta lección, que el diálogo y la unidad deben estar presente siempre en nuestras acciones”, indicó la misiva partidista.

Noriega, el último dictador de un régimen militar que gobernó el país entre 1969 y 1989, murió después permanecer en una unidad de cuidados intensivos más de dos meses tras ser sometidos a dos operaciones por un tumor cerebral benigno.

El otrora “hombre fuerte” gobernó Panamá entre 1983 y 1989, cuando fue derrocado por una cruenta invasión de tropas de EE.UU. Pasó más de 20 años preso en ese país y en Francia por narcotráfico y lavado de dinero.

Fue extraditado a Panamá por Francia el 11 de diciembre de 2011 y recluido en una cárcel cercana a la capital panameña, para purgar más de 60 años de prisión por la muerte del militar opositor Moises Giroldi y por la llamada “Masacre de Albrook”, en 1989, cuando murieron 9 militares que intentaron derrocarlo.

Allí permaneció hasta el pasado 28 de enero, cuando le fue aprobado un arresto domiciliario para prepararse para la operación, de la que nunca se recuperó.

Medios locales aseguran que los restos de Noriega fueron trasladados esta tarde desde el estatal Hospital Santo Tomás hasta un crematorio ubicado en la capital panameña, sin que ninguna fuente oficial o de la familia lo haya confirmado.