Guatemala, 5 may (EFE).- La ONG Oxfam aseguró hoy que la sequía se «cobra vidas» en Guatemala y alertó que el fenómeno de «El Niño» agravará la situación en los próximos meses, llevando a muchas familias del Corredor Seco al «límite».

«Quedan muchos meses por delante sin oportunidades de trabajo para las familias y sin recursos para comprar comida. La situación es muy grave y, ante la crisis presupuestaria que sufre el Gobierno, no hay capacidad institucional de responder a la crisis. La acción internacional inmediata y coordinada es clave para salvar vidas», señaló el coordinador humanitario en el país, Iván Aguilar.

«El nivel de adaptación de las familias está llegando a su límite», añadió.

Esta misma semana, las autoridades reconocieron 16 muertes de menores de cinco años por desnutrición en lo que va de 2016, una cifra que podría dispararse a consecuencia de El Niño: 180.000 de las 230.000 familias del Corredor Seco del país sufren ya inseguridad alimentaria severa.

En 2015, los agricultores de la zona perdieron entre el 80 y el 100 por ciento de sus cosechas de maíz y frijol, recuerda Oxfam en un comunicado.

Ante esta crisis humanitaria, la ONG ha puesto en marcha un programa para beneficiar a 18.000 personas, un 98 por ciento de ellas mujeres, mediante el pago de dinero en efectivo a cambio de un empleo.

Esta iniciativa va dirigida a las familias en mayor vulnerabilidad, con hijos e hijas en situación de desnutrición aguda, a los que se ofrece un dinero en pago por trabajos dirigidos a mejorar la resistencia de la zona a la sequía.

Según las cifras de la entidad, más de un millón y medio de personas requiere de «ayuda alimentaria» para superar la sequía en Guatemala.

La peor parte de los efectos de El Niño la lleva Centroamérica, donde la sequía es una de las más severas de las últimas décadas y ya deja 3,5 millones de personas afectadas.