Tegucigalpa, 8 jun (EFE).- La Conferencia Episcopal de Honduras pidió hoy el consuelo para el pueblo de Guatemala tras la explosión el domingo pasado del Volcán de Fuego que deja al menos 109 muertos.

“Pedimos a la Madre del Señor, Nuestra Señora de la Paz, sea consoladora de los hermanos de Guatemala que sufren la violencia de un volcán en erupción”, indicó la Conferencia Episcopal en un comunicado.

Las autoridades guatemaltecas ordenaron este viernes la inmediata evacuación de socorristas y vecinos por una nueva columna de flujo piroclástico que desciende del volcán de Fuego.

De acuerdo con el Instituto Nacional de Sismología, Vulcanología, Meteorología e Hidrología (Insivumeh), se registra también un lahar hacia las barrancas Santa Teresa, Mineral, Taniluyá y Ceniz, que son afluentes de los ríos Pantaleón y Achoguate.

Las condiciones adversas se mantienen en la zona y los socorristas salen a prisa del área en vehículos y ambulancias.

En su último reporte, la Coordinadora Nacional para la Reducción de Desastres (Conred) da cuenta de 109 muertos, 197 desaparecidos, 58 heridos, 12.407 evacuados, 3.710 albergados y 1.713.617 afectados.