Guatemala, 10 may (EFE).- El presidente de Guatemala, Jimmy Morales, declaró hoy que convocará a un diálogo al pueblo antes de sancionar o vetar las reformas a la Ley Electoral y de Partidos Políticos que aprobó el Congreso.

«Nos estamos tomando el tiempo para hacer los análisis» porque «hay temas que nos han parecido que no van de la mano con el clamor popular», dijo el mandatario a la radio local Emisoras Unidas.

Entre ellos mencionó el hecho de que en las reformas electorales no se haya aprobado la reducción del número de diputados al Congreso que en la actualidad tiene 158.

Por el contrario, el número se incrementa a 160 en las modificaciones a la normativa.

Tampoco se incluyó la paridad de género en las reformas a la Ley Electoral.

Pero «lo que me parece simpático» es que (Mario) Taracena, presidente del Organismo Legislativo, «quiera echarme a mi la carga», apuntó.

Morales dijo que tiene contemplado convocar a un diálogo para que sea el mismo pueblo el que decida si se sanciona o se vetan las reformas realizadas por el Congreso.

«Me gustaría que en los próximos días en el Palacio Nacional de la Cultura se abra el diálogo para que la misma gente le diga al señor Taracena que en la Ley no está el clamor popular», enfatizó.

El presidente del Parlamento comentó hoy a periodistas que el mandatario guatemalteco debe sancionar las reformas a la Ley Electoral y de Partidos Políticos.

Entre las modificaciones aprobadas figura el voto en el extranjero para elegir presidente y vicepresidente y sanciones severas contra partidos que realizan campañas anticipadas.

También se prohíbe el transfuguismo de los diputados por al menos tres años tras su elección, y decreta vinculante el voto nulo si obtiene el 50 por ciento más uno de los votos.

El presidente no precisó cuándo convocará al diálogo para conocer la opinión del pueblo respecto a las reformas electorales aprobadas por el Órgano Legislativo.

Morales explicó que analizará quién sería la persona que podría moderar esta discusión en la que, dijo, «me gustaría que participe el señor Taracena».