Guatemala, 4 nov (EFE).- El presidente de Guatemala, Alejandro Maldonado Aguirre, espera que Jimmy Morales, quien le sucederá en el cargo el próximo 14 de enero, responda a las “intuiciones populares”, que este año se han expresado de forma reiterativa en las calles en contra de la corrupción y la impunidad.

Maldonado comentó, en una entrevista a la radio local Emisoras Unidas, que en 2015 el pueblo transformó el estilo político del país y que “tácitamente” derogó la Ley Electoral y de Partidos Políticos, la cual abría espacios al “caciquismo” para acceder a la Presidencia.

“Este año fue reformador, transformó el estilo político porque el que más gastó salió eliminado y el que menos gastó salió designado”, explicó.

El mandatario hacía referencia así al excandidato presidencial Manuel Baldizón, quien ni siquiera pasó a la segunda vuelta electoral pese a haber gastado más de 60 millones de quetzales (7,83 millones de dólares) en su campaña, y a Morales, que sólo invirtió casi 2 millones de quetzales (unos 261.000 dólares).

Maldonado dijo que Morales, quien ganó la Presidencia en la segunda vuelta electoral del pasado 25 de octubre cuando se enfrentó a Sandra Torres, “es un hombre de buena voluntad, de buenos sentimientos que puede aportar mucho”.

En su opinión, “nadie está preparado para el cargo” porque “no tenemos escuela de ciencias políticas para preparar a los dirigentes”.

“Es una cuestión intuitiva de la política, podemos esperar mucho, tener confianza, ojalá que responda a las intuiciones populares”, expresó el presidente de este Gobierno sobre Morales, quien tomará posesión el 14 de enero de 2016 para un periodo de cuatro años.

El gobernante consideró que el pueblo guatemalteco “no dará mucho tiempo, si en un año no hay resultados” volverán a realizar manifestaciones callejeras como en este 2015 para demostrar su descontento.