Santo Domingo, 4 abr (EFE).- Más de 57.000 turistas visitaron el Santuario de Mamíferos Marinos Banco de la Plata y de la Navidad, en la Bahía de Samaná, noreste de la República Dominicana, durante la temporada de observación de ballenas jorobadas, que acaba de concluir, informó hoy el Gobierno.

A través de un comunicado, el Ministerio de Medio Ambiente explicó que durante la temporada, que se extiende de enero a marzo, se observaron 521 ballenas y se registraron 57.708 visitantes -8.038 dominicanos y 49.670 extranjeros-.

De acuerdo con dicha cartera, el actual periodo de observación registró 2.724 visitas más que en 2016.

Esta actividad ecoturística se realiza de enero a marzo en la Bahía de Samaná, el área protegida marina más extensa de la República Dominicana, por lo que existe un gran número de operadores de tours que facilitan el traslado al espectáculo en esta temporada.

En los meses de la primavera, verano y otoño, estos cetáceos viven en las aguas frías del Atlántico Norte y en invierno inician una larga travesía hacia los mares tropicales para aparearse y dar a luz y luego retornar a su zona de alimentación.

La Bahía de Samaná forma, junto al Banco de la Plata y el Banco de la Navidad, el Santuario de Mamíferos Marinos, que abarca una zona de 20.500 kilómetros cuadrados, convirtiéndola así en el área protegida más grande del país.

El Banco de la Plata fue declarado hace más de 30 años como primer Santuario de la Región del Gran Caribe para la protección de las ballenas jorobadas, recordó hoy la cartera de Medio Ambiente.

Además, hace ya una década se firmó de un acuerdo de colaboración entre el Banco de la Plata y el de Stellwagen (EE.UU.).

Ambos santuarios fueron establecidos para proteger la misma población de ballenas jorobadas en dos zonas críticas de su vida: zona de alimentación en el Santuario Nacional del Banco de Stellwagen, y la principal zona de reproducción en los Bancos de la Plata y Navidad.