Managua, 21 nov (EFE).- La Policía de Nicaragua presentó hoy a dos hombres que participaron en manifestaciones contra el presidente Daniel Ortega, a quienes acusó de diversos delitos.

Dixon Martín Rodríguez Martínez y Terencio Jesús Bautista Rivera fueron presentados por la Policía a través de medios del Gobierno y fueron calificados como «terroristas».

Según la Policía nicaragüense, Rodríguez participó en un tranque (bloqueo de vía) en el que realizaba secuestros, extorsiones, asaltos, lesiones, entre otros delitos, en la ciudad de Masaya, a 29 kilómetros al sureste de Managua.

Bautista fue acusado de los mismos delitos en Chinandega, en el noroeste de Nicaragua.

Organismos defensores de los derechos humanos sostienen que los manifestantes capturados por la Policía de Nicaragua son en realidad «presos políticos», de los que hay al menos 602 en el país, de acuerdo con sus estimaciones.

El Gobierno de Nicaragua afirma que se trata 273 personas arrestadas por ser «terroristas», «golpistas» o «delincuentes comunes».

La oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos (Acnudh) ha responsabilizado al Gobierno de Ortega por «más de 300 muertos», ejecuciones extrajudiciales, torturas, obstrucción a la atención médica, detenciones arbitrarias, secuestros, violencia sexual, entre otras violaciones a los derechos humanos.

Organizaciones locales establecen el número de víctimas en al menos 535.

Ortega, que reconoce 199 víctimas, niega ser responsable y sostiene que superó un intento de «golpe de Estado».

Las protestas callejeras contra Ortega y su esposa Rosario Murillo se iniciaron el 18 de abril por unas fallidas reformas de la seguridad social y se convirtieron en una exigencia de renuncia del mandatario, debido al saldo mortal en las manifestaciones.