La Habana, 20 abr (EFE).- El 88,3 % de los 8 millones de cubanos convocados a las urnas votó en los comicios municipales del domingo, una participación 6 puntos por debajo que en las anteriores de ese tipo en 2012, lo que la Comisión Electoral achacó hoy a la ausencia de votantes que se encuentran de visita en el exterior.

En los anteriores comicios municipales, en octubre de 2012, la participación fue del 94,2 %; mientras que en los generales -en los que se elige a los diputados de la Asamblea Nacional- de enero de 2013, la participación fue del 90,88 %.

La presidenta de la Comisión Electoral Nacional (CEN), Alina Balseiro, precisó en rueda de prensa que acudieron a votar más de 7,5 millones de electores y fueron elegidos 11.425 delegados (concejales) a las Asambleas Municipales del Poder Popular, entre los 27.379 candidatos propuestos por los vecinos de sus barrios, de acuerdo con datos preliminares.

Explicó que estas elecciones tienen la «particularidad» de que se celebran tras las nuevas regulaciones migratorias aprobadas por el Gobierno de la isla, por lo que decenas de miles de cubanos que están actualmente de visita temporal en el exterior se mantienen en los registros electorales y no han podido votar.

Balseiro reconoció que la reforma migratoria vigente desde enero de 2013 ha tenido una «incidencia» en el porcentaje de asistencia a las urnas, pero consideró que es muestra de «la calidad» del registro de electores de Cuba.

Según los datos preliminares, en 1.164 circunscripciones tendrán que celebrar una segunda vuelta de elecciones el próximo domingo 26 porque ninguno de sus candidatos logró la mayoría (mitad más uno) de los votos válidos para ser elegidos, como establece la Ley Electoral.

La funcionaria, máxima autoridad electoral en la isla, refirió que el escrutinio de los votos al cierre de la jornada electoral arrojó un 90,52 % de boletas válidas, un 4,54 % estaban en blanco y el 4,92 % fueron anuladas.

La CEN valoró el curso de estas elecciones parciales como «satisfactorias y positivas» y consideró que se celebraron con «mejores posibilidades y condiciones» que el proceso anterior, en octubre de 2012.

Entre los datos ofrecidos indicó que, de los electos, el 34,8 % son mujeres, el 14,5 % son jóvenes, el 31,9 % pertenece al sector de la producción y los servicios, un 2,45 % son trabajadores privados, el 5 % campesinos.

Además, un 59 % milita en el Partido Comunista de Cuba (PCC, partido único) y el 6,5% lo hace en la Unión de Jóvenes Comunistas.

En Cuba, donde el único partido político legal es el PCC se celebran elecciones municipales cada dos años y medio, se renueva la Asamblea Nacional cada cinco y están capacitados para votar más de 8 millones de ciudadanos, de un total de 11,1 millones de habitantes.

Según la normativa cubana, los delegados municipales electos eligen a los candidatos que se someterán a votación para ocupar cargos en las asambleas provinciales y los más de 600 escaños de diputados al Parlamento, del que saldrán los nuevos Consejos de Estado y de Ministros que serán elegidos nuevamente en 2018.