Tegucigalpa, 14 jul (EFE).- La Organización de las Naciones Unidas (ONU) apoyará al Gobierno de Honduras que preside Juan Orlando Hernández, en su lucha contra la impunidad y la corrupción, informó hoy la Casa Presidencial de Tegucigalpa en un comunicado.

El apoyo de la ONU al país centroamericano y “su pueblo” fue expresado por su secretario general, Ban Ki-moon, en una carta enviada al gobernante hondureño, añade la información oficial.

Subraya además que Ban Ki-moon “recordó que el pedido -del Gobierno de Hernández- es para apoyar la institucionalidad hondureña dirigida a combatir la impunidad y la corrupción, pidiendo que el sistema de la comunidad internacional apoye un Gran Diálogo Nacional”, que promueve el mandatario del país centroamericano.

“El secretario general señaló que las Naciones Unidas tienen una larga trayectoria de ayuda para combatir la impunidad y la corrupción y dado la importancia de la solicitud del Gobierno de Honduras, el Departamento de Asuntos Políticos envió una misión exploratoria de muy bajo perfil a Honduras”, señala el comunicado.

La misión exploratoria de la ONU estuvo del 5 al 10 de julio en Tegucigalpa, donde se reunió con representantes de diversos sectores, incluido el presidente Hernández, para escuchar la posición de cada uno.

Los enviados de la ONU también se llevaron un planteamiento de un denominado “Movimiento Indignado” que exige el cese de la corrupción, la renuncia del presidente Hernández, sus ministros y de los fiscales general del Estado y fiscal adjunto, y la creación de una Comisión Internacional Contra la Impunidad en Honduras (CICIH).

Los “indignados” rechazan el diálogo propuesto por Hernández el 23 de junio pasado, mientras que más de una decena de personas, que también dicen ser “indignadas”, entre ellos unos siete indígenas de la etnia tolupán, mantienen desde hace más de dos semanas una huelga de hambre en Tegucigalpa.

La huelga de hambre, exigiendo la creación de la CICIH, en la que varios manifestantes han sido relevados, se mantiene a pocos metros de la Casa Presidencial.

Hernández, quien el 23 de junio propuso un diálogo sin condiciones, solicito el 30 de ese mismo mes a la ONU y la Organización de Estados Americanos (OEA) su apoyo con facilitadores que puedan contribuir al diálogo nacional.

Un millonario desfalco en el Instituto Hondureño de Seguridad Social, descubierto en 2014 y que salpica a funcionarios de los últimos tres gobiernos, empresarios, políticos y periodistas, entre otros, provocó el surgimiento de los “indignados”, quienes desde mayo promueven “marchas de las antorchas” contra la corrupción.