Tegucigalpa, 4 dic (EFE).- La Misión de Seguimiento Electoral de la Unión Europea (UE) sobre las elecciones en Honduras de 2013 hizo hoy un llamamiento a “consensuar importantes reformas” en el censo electoral y la renovación del carné de identidad de los hondureños, ante el poco avance en esos aspectos.

La vicepresidenta del Parlamento Europeo, Ulrike Lunacek, quien preside la Misión de Seguimiento, que hoy concluyó una visita de una semana al país, dijo además en rueda de prensa que también debe haber “una mayor transparencia y reglamentación del financiamiento y gastos de los partidos políticos y de sus campañas”.

Lunacek subrayó que aunque hay disposición de las fuerzas políticas hacia unas mejoras del sistema electoral, se ha avanzado poco desde las elecciones generales de 2013, cuando todos los líderes se comprometieron a impulsar las reformas recomendadas por la UE.

Pese a la lentitud, Lunacek considera que “hay tiempo”, antes de las elecciones de 2017, para impulsar las reformas electorales, en lo que están de acuerdo el poder Ejecutivo, algunos partidos políticos y los órganos electorales.

Dijo además que las recomendaciones de la Misión de Seguimiento Electoral de la UE son “para fortalecer el sistema electoral y la democracia en Honduras” como parte del compromiso que los europeos tienen “con el pueblo hondureño”.

Durante su estancia en Tegucigalpa, la Misión de Seguimiento se reunió con representantes de todos los sectores directos e indirectos del proceso electoral, y todos estuvieron de nuevo conscientes de la necesidad de llevar adelante reformas electorales y superar la desconfianza que hay en el país.

Lunacek advirtió que esa desconfianza puede aumentar si no se impulsan las reformas y abrigó la esperanza de que no haya conflictos en el país.

El embajador de la UE en Tegucigalpa, Ketil Karlsen, dijo que el compromiso del organismo que representa “está con el pueblo hondureño”.

“No estamos casados con un Gobierno en particular, con una ideología en particular, con un partido en particular, sino que buscamos el desarrollo, la reducción de la pobreza, menos desigualdad, mejores oportunidades para todo el mundo, más derechos humanos, en fin, este es nuestro mandato”, subrayó.

El diplomático señaló que lo que pasa en Honduras lo ven “como un todo” y que “si los políticos y los partidos políticos no pueden ponerse de acuerdo sobre reformas electorales importantes, es lamentable”.

“Pero no queremos castigar a los pobres en el corredor seco (en el sur y occidente del país) que estamos apoyando con seguridad alimentaria y nutrición, no queremos castigar a los migrantes jóvenes que vuelven al país, queremos apoyar, dar oportunidades de empleo”, añadió.

La UE tampoco quiere castigar a los defensores de derechos humanos, “pero desde luego, si no hay reformas electorales no podemos apoyar iniciativas concretas de reformas electorales, no venimos aquí con el fin de gastar el dinero, venimos aquí para buscar resultados muy concretos”, expresó Karlsen.

Indicó que la UE ha demostrado su disposición de apoyar la emisión de una nueva tarjeta de identidad con el Registro Nacional de las Personas, “pero no como un cheque en blanco”.

Ese proceso debe ser “serio, basado en licitación internacional, con un diseño sólido, técnicamente viable y desvinculado de las próximas elecciones”, apostilló.