En la imagen, la vicepresidenta de EE.UU., Kamala Harris. EFE/Jim Lo Scalzo/Archivo

Ciudad de Guatemala, 4 jun (EFE).- La migración ilegal y la corrupción, dos flagelos relacionados entre sí, son los principales motivos para la visita a Guatemala de Kamala Harris.

La mandataria visitará ese país este domingo y lunes, en una gira que también la llevará a México.

No parece una casualidad que a tres días de la visita de Harris, el Gobierno estadounidense haya ordenado este jueves situar a la lucha contra la corrupción. La medida es tanto en EE.UU. como a nivel global, como una de sus prioridades para la seguridad nacional.

Es precisamente la corrupción en Guatemala una de las razones para que cada año más de 300.000 de sus ciudadanos migran a Estados Unidos ilegalmente. Con un objetivo común, buscar mejores condiciones de vida para huir de la pobreza y la violencia ante la ausencia del Estado.

«La migración no se va a frenar si no le ponen un alto a la corrupción», explica a Efe el abogado y exdiplomático guatemalteco Luis Alberto Padilla.

Por tanto, en opinión del jurista, la visita de Harris a Guatemala «es muy importante para la región». Es una demostración de la gran preocupación que tiene Estados Unidos con respecto a «la problemática migratoria».