Cracovia, 31 jul (EFE).- El cardenal panameño José Luis Lacunza aseguró hoy en Cracovia que a pesar de las dudas que muchos tienen, Panamá va a ser capaz de organizar la JMJ de 2019, un encuentro que espera que sirva para lograr “una revitalización de la juventud, no solo panameña sino de toda América Latina”.

Los representantes de la Iglesia panameña ofrecieron hoy en Cracovia una rueda de prensa tras el fin de la JMJ celebrada esta semana en esta ciudad polaca, donde el cardenal Lacunza dio la bienvenida a todos los peregrinos que quieran viajar a Panamá en 2019.

Por su parte, el arzobispo de Panamá, José Domingo Ulloa, dijo que en la próxima Jornada de la Juventud en Panamá “va a ser un bálsamo para la juventud de Centroamérica”, una región donde “la gran mayoría de jóvenes viven en la pobreza, y están abocados a la migración, el tráfico de drogas y la violencia”.

Ulloa también señaló que espera que la JMJ de Panamá sea “un estímulo para que la juventud centroamericana pueda encontrar el camino de Dios”.

El Obispo de Colón, Manuel Ochogavia, adelantó que la JMJ de Panamá será un encuentro “de salsa, música y alegría latina, la Iglesia de la alegría que el país quiere compartir con el papa y la juventud de todo el mundo”.

Francisco anunció hoy tras el fin de la JMJ de Cracovia que Panamá será el país que albergará la Jornada Mundial de la Juventud, en 2019.

Panamá es la primera diócesis fundada en la América continental, en 1513, desde donde se evangelizó el resto del continente, recordó el arzobispo José Domingo Ulloa.