Guatemala, 21 abr (EFE).- La Fiscalía de Guatemala cuenta con un “colaborador eficaz” y tres testigos de la trama de corrupción descubierta en la portuaria Quetzal, en la que se implica al expresidente Otto Pérez Molina y a la exvicepresidenta Roxana Baldetti, informó hoy una fuente oficial.

El titular de la Fiscalía Especial Contra la Impunidad (FECI) del Ministerio Público (MP), Juan Francisco Sandoval, explicó que el colaborador es el exsecretario privado de Baldetti, Juan Carlos Monzón, pero no identificó a los tres testigos.

“Solo es un colaborador y tres testigos”, sostuvo el fiscal en declaraciones a la radio local Emisoras Unidas.

Sandoval dijo que Monzón les reveló información sobre las negociaciones con la Terminal de Contenedores Quetzal (TCQ) y también “reforzó la que nosotros teníamos”.

Las declaraciones del colaborador y de los testigos tienen que ser ratificadas en una audiencia ante el Juzgado B de Mayor Riesgo.

El fiscal denunció que en este proceso “hay algo grave” porque están circulando en medios de comunicación actas de las actuaciones del Ministerio Público (MP) que deben estar en “reserva”.

El titular de la FECI hacía referencia a un audio en el que se escucha la voz de Monzón, detenido por la trama de corrupción de defraudación aduanera “La Línea”, donde implica a Pérez Molina y a Baldetti en el caso TCQ.

“Tengo entendido que está el audio de esas declaraciones (de Monzón), no es su responsabilidad, si les llega su obligación es publicarlas, no tengo idea cuál es el interés de divulgarlo pero se están adelantando a lo que sería una imputación”, aseveró al ser consultado sobre quién lo pudo haber filtrado.

Según las investigaciones preliminares, los implicados en la firma y aval del contrato de usufructo con la Terminal de Contenedores Quetzal, subsidiaria de la Terminal de Contenedores de Barcelona (TCB), recibirán unos 24,5 millones de dólares en soborno o “comisión”.

Sandoval aseguró que en la audiencia de primera declaración por el caso TCQ, prevista para el próximo lunes, se dará a conocer “hasta en qué se gastaron el dinero” los implicados.

La audiencia se iba a celebrar ayer pero los abogados de los 9 detenidos más los de Pérez Molina y Baldetti, argumentaron que no podían ejercer el derecho de defensa porque desconocían el expediente del proceso.

La trama en la portuaria Quetzal fue revelada el pasado viernes cuando se capturaron a nueve personas, entre ellas al empresario español Juan José Suárez, director de TCQ, y se citó a Pérez Molina y a Baldetti, en prisión preventiva por defraudación aduanera en la autodenominada red “La Línea”. EFE