San José, 4 ago (EFE).- La expresidenta de Costa Rica Laura Chinchilla (2010-2014) aseguró hoy que Nicaragua se encuentra «secuestrada» por el «régimen corrupto y totalitario» del mandatario Daniel Ortega.

Chinchilla afirmó hoy a Efe que «ratifica» las palabras escritas en su cuenta oficial de Facebook, en la cual critica el Gobierno del país vecino por «violentar» derechos.

«Es un país secuestrado por un régimen corrupto y totalitario que violenta no solo los derechos de extranjeros, sino los derechos del propio pueblo nicaragüense», manifestó la expresidenta en su red social.

La exmandataria explicó a Efe que no desea brindar declaraciones a los medios de comunicación sobre sus comentarios en redes sociales y se limitó a decir que ratifica todo lo escrito en su perfil.

Las críticas de Chinchilla surgen en momentos en que se encuentra detenido en Nicaragua, por un supuesto fraude fiscal, el costarricense Daniel Gil, quien aparentemente permanece en condiciones degradantes.

El diario La Nación también publicó el fin de semana pasado una entrevista con el costarricense Ed José Tiffer Campos, quien alega que hace algunos meses estuvo detenido por 34 días en Nicaragua sin justificación, y que sufrió torturas.

«Este caso resulta indignante y al igual que el del costarricense que aún se encuentra preso en la celda del Chipote en Nicaragua, sin que le asistan los derechos procesales fundamentales, exige una actitud firme y contundente por parte de autoridades costarricenses e internacionales», aseveró la exmandataria.

Chinchilla añadió que Nicaragua es «un régimen que incurre en detenciones ilegales, alteración de documentos, persecución de detractores, y que se apresta a organizar una vez más elecciones fraudulentas sin la adecuada fiscalización internacional»

«Esta no es solo la crónica del secuestro de un tico (costarricense). Es la del secuestro de toda una nación», manifestó la expresidenta.

Por su parte, el actual Gobierno del presidente Luis Guillermo Solís (2014-2018) ha calificado las condiciones en las que se encuentra el empresario Gil como «deplorables y lamentables para cualquier ser humano».

Costa Rica mantiene frías relaciones con su país vecino desde el Gobierno de Chinchilla (2010-2014), cuando a finales del año 2010 presentó una demanda ante la Corte Internacional de Justicia (CIJ) debido a problemas limítrofes con Nicaragua.

La CIJ unió en un solo expediente este caso con una demanda de Nicaragua contra Costa Rica del 2011 por supuestos daños ambientales al fronterizo río San Juan, de soberanía nicaragüense.

Se prevé que la CIJ emita una sentencia a finales de 2015 o inicios de 2016.