Guatemala, 20 jul (EFE).- La defensa del general golpista guatemalteco José Efraín Ríos Montt (1982-1983) solicitó hoy la “suspensión definitiva” de la audiencia contra su defendido en el Tribunal de Mayor Riesgo programada para el 23 de julio.

Uno de los miembros del equipo de letrados de Ríos Montt, Jaime Hernández, explicó a Efe que este lunes presentó dos peticiones ante el alto tribunal, encargado de las causas de alto impacto social.

Una de las peticiones es para que se interrumpa el proceso por la acusación de genocidio, en base al último informe psiquiátrico que asegura que Ríos Montt no está en pleno uso de sus facultades mentales.

El informe del Instituto Nacional de Ciencias Forenses de Guatemala (Inacif), hecho público el 7 de julio, argumenta que el exdictador guatemalteco “no es competente” para asistir o atender al proceso judicial que se sigue en su contra por el delito de genocidio.

Ríos Montt fue condenado a 80 años de prisión el 10 de mayo de 2013 por el asesinato de 1.771 indígenas ixiles durante su régimen de facto, pero diez días después la Corte de Constitucionalidad de Guatemala anuló la sentencia por errores en el proceso y ordenó un nuevo juicio.

Hernández aseguró que, en la situación actual, “no es posible que inicie el juicio” en contra de Ríos Montt, ya que, tal y como señalaba el último informe psiquiátrico, padece una enfermedad “crónica, progresiva e incurable”.

En otra de las peticiones que entregó este lunes al tribunal, el letrado argumenta por qué su defendido no acudirá a la audiencia programada para el próximo jueves.

Así, calificó de “inaudita” la decisión de mantener la citación, sabiendo que su patrocinado “no puede trasladarse” de su vivienda por riesgo para “su salud y su propia vida”.

No obstante, agregó que en base al artículo 173 del Código Procesal es obligación de la defensa explicar en un “memorial” los motivos por los que se producirá esa ausencia.

De no hacerlo, agregó, “le pueden revocar las medidas sustitutivas y enviarlo directamente a prisión”.

Inicialmente, el inicio del juicio se había programado para el 5 de enero pasado, pero los abogados de Ríos Montt recusaron a la jueza Irma Jeaneth Valdéz, y la Corte Suprema tuvo que designar a una nueva para el proceso judicial, que está previsto arrancar el próximo 23 de julio.

Hernández avanzó a Efe que Ríos Montt, de 88 años, no se presentará a la audiencia.