Guatemala, 31 jul (EFE).- La comunidad internacional acreditada en Guatemala manifestó hoy su respaldo a la labor de la fiscal general, Thelma Aldana, quien inició en abril pasado una cruzada contra la corrupción en cooperación con la Comisión Internacional Contra la Impunidad en Guatemala (Cicig).

La fiscal estuvo acompañada este viernes en una rueda de prensa por los embajadores de España, Estados Unidos, Canadá y Suecia en Guatemala, además de cuatro representantes de la Organización de Naciones Unidas (ONU) en el país centroamericano.

«Hay un Ministerio Público fortalecido y trabajando de manera brillante con la Comisión Internacional Contra la Impunidad en Guatemala, que es un organismo muy importante para el país», aseveró el embajador de España en la nación, Manuel María Lejarreta, quien agregó que seguirán «apoyando los esfuerzos» de la entidad.

«Es una gran satisfacción para nosotros, los donantes, ver cómo esta labor sostenida de años de cooperación con el MP, tiene frutos», añadió.

El embajador de Estados Unidos en la nación centroamericana, Todd Robinson, aseguró que Aldana y el MP han hecho «un trabajo con coraje» y confirmó que seguirán colaborando con la institución para «cambiar y mejorar Guatemala».

El representante consular de Canadá en Guatemala, Stuart Savage, elogió «el liderazgo» de Aldana, en el cargo desde 2014, y recordó que su labor en el país es «tratar de apoyar a la sociedad en su lucha contra la inocuidad, pobreza, corrupción e impunidad».

Junto a Lejarreta, Robinson y Savage acompañaron a Aldana el embajador de Suecia en Guatemala, Georg Andren, y los representantes de cuatro agencias de la ONU: el Fondo de Población (Unfpa), el Fondo para la Infancia (Unicef), el Programa de Desarrollo (PNUD) y la Oficina del Alto Comisionado para los Derechos Humanos (Oacnudh).

«El logro más importante que vemos es que con la ley en mano sí se puede luchar contra la corrupción y sí se puede luchar contra el crimen para que Guatemala crezca», sostuvo Valerie Julliand, coordinadora residente del Sistema de Naciones Unidas en Guatemala y representante residente del PNUD.

El representante de Unicef, Christian Skoog, por su parte, agregó que la fiscal ha implementado medidas para proteger la trata de mujeres e infantes.

El Ministerio Público y la Cicig, dirigida por el abogado colombiano Iván Velásquez, iniciaron el pasado 16 de abril una cruzada contra la impunidad en Guatemala, que a la fecha ha desarticulado 13 estructuras criminales y ha arrestado a más de 60 personas.

Entre los imputados hay más de una docena de altos funcionarios, ocho diputados, dos jueces, dos alcaldes, un candidato a vicepresidente, más de 25 trabajadores del Estado y varios particulares.

Aldana y Velásquez han sido víctimas en las últimas semanas de críticas por parte de la agrupación política Libertad Democrática Renovada (Líder), cuyo candidato presidencial a las elecciones del próximo 6 de septiembre, Manuel Baldizón, es el principal favorito de las encuestas para ganar los sufragios.

La postulación de Baldizón, sin embargo, podría ser descartada debido a una acusación del MP y la Cicig por lavado de dinero contra su compañero para la vicepresidencia, Édgar Barquín, quien se encuentra en medio de un proceso judicial para determinar si se le retira o no la inmunidad que goza como candidato.

La Cicig fue establecida en Guatemala por la ONU en 2007 para investigar y desarticular las estructuras clandestinas dentro del Estado.