San Juan, 28 abr (EFE).- El exgobernador de Florida Jeb Bush dijo hoy que es favorable al matrimonio tradicional entre un hombre y una mujer, pero que respeta a las parejas del mismo sexo e incluso iría a un enlace homosexual si fuera entre personas a las que quiere.

«Yo creo en el matrimonio tradicional, como ha sido siempre», explicó en una conferencia de prensa ofrecida durante su visita de un día en Puerto Rico, un Estado Libre Asociado a EE.UU. donde las autoridades anunciaron recientemente que están dispuestas a reconocer y legalizar los enlaces homosexuales.

El Tribunal Supremo en Washington escucha hoy argumentos a favor y en contra de legalizar el matrimonio homosexual en todo EE.UU. por encima de las prohibiciones de los estados más conservadores.

Está previsto que esa instancia judicial se pronuncie en junio al respecto, lo que afectará también a la normativa en Puerto Rico.

«Apoyo el matrimonio tradicional», porque «ha funcionado bastante durante miles de años en nuestro país y en todo Occidente», pero, recordó, «es una decisión del Tribunal supremo».

El político conservador se encuentra en la capital puertorriqueña para reunirse con simpatizantes del Partido Republicano y recaudar fondos para su probable carrera por la candidatura republicana a la Presidencia de EE.UU.

Al ser preguntado sobre si iría a un enlace de dos personas del mismo sexo aseguró con rotundidad que sí en el caso de que se tratará de allegados.

Las vistas judiciales de Washington son seguidas con interés en Puerto Rico, donde aunque el Código Civil local establece que el matrimonio se restringe al enlace hombre y mujer, el Gobierno de Alejandro García Padilla anunció recientemente que no emprenderá acciones legales para obstaculizar las bodas de parejas del mismo sexo.