Guatemala, 6 may (EFE).- El juez Miguel Ángel Gálvez inició la audiencia en la que debe decidir hoy si liga o no a proceso a 12 acusados de corrupción en la Terminal de Contenedores Quetzal (TCQ), entre ellos el expresidente de Guatemala Otto Pérez Molina.

El presidente del Juzgado B de Mayor Riesgo comenzó la diligencia a eso de las 10.20 hora local (16.00 GMT), 80 minutos después de lo previsto.

Luego de pasar lista para garantizar la presencia de los 12 acusados y sus abogados, así como de los fiscales y querellantes, Gálvez comenzará a argumentar su resolución para después emitir el fallo.

Durante la audiencia de primera declaración, tanto Pérez Molina como la exvicepresidenta Roxana Baldetti, también acusada, negaron su participación en esta millonaria trama de corrupción de la que son acusados por el Ministerio Público (MP).

La investigación preliminar, realizada por el MP con el apoyo de la Comisión Internacional Contra la Impunidad en Guatemala (Cicig), señala que TCQ pagó 30 millones de dólares para lograr la adjudicación de la ampliación de Puerto Quetzal, la mayor terminal portuaria del país.

De ellos, 24,5 millones de dólares eran para los socios locales (entre ellos Pérez Molina y Baldetti), 5 millones para un grupo de argentinos también implicados y medio millón para gastos.

Además de los 12 acusados, entre los que está el empresario español y representante legal de TCQ, Juan José Suárez, hay otras 6 personas con orden de captura internacional por este caso.