Guatemala, 24 abr (EFE).- Unas 400 familias que se asentaron en las afueras del Palacio Nacional de la Cultura, en la capital guatemalteca, levantaron hoy su campamento tras lograr un acuerdo con el gobierno del presidente Otto Pérez Molina sobre el acceso a la tierra.

El vocero presidencial, Jorge Ortega, explicó a periodistas que en las reuniones que dirigentes del Comité Campesino del Altiplano (Ccda) realizaron con el mandatario y otros funcionarios, se convino en resolver 40 conflictos agrarios que solicitaron.

Los indígenas levantaron covachas de nailon a un costado del Palacio Nacional de la Cultura, en las cercanías de Casa Presidencial el pasado viernes y hoy retornaron a sus comunidades en el norte del país.

Ortega detalló que para solucionar las demandas de los indígenas se integraron cinco mesas técnicas de trabajo.

El dirigente del Ccda, Leocadio Juracán, expresó su complacencia por el acuerdo que lograron con el Gobierno, de quien dijo, «demostró su voluntad política para atender nuestras demandas».

Aseguró que debido al convenio suscrito que favorecerá a unas 10.000 familias de los departamentos de Alta y Baja Verapaz, decidieron levantar la medida de presión que iniciaron hace ocho días.