Washington, 20 jul (EFE).- El secretario de Estado de EE.UU., John Kerry, dijo hoy, después de reunirse con el canciller cubano, Bruno Rodríguez, que ambos países comienzan, con el restablecimiento de las relaciones diplomáticas, a “reparar lo que estaba dañado” tras 54 años de enemistad.

“Celebramos este día, el 20 de julio, porque hoy empezamos a reparar lo que estaba dañado y a abrir lo que tanto tiempo ha estado cerrado”, dijo Kerry en español en una conferencia de prensa junto a Rodríguez.

Kerry se reunió durante más de una hora y media en el Departamento de Estado con Rodríguez, el primer canciller de Cuba que visita la sede de la diplomacia estadounidense desde 1958.

Ambos hablaron sobre la reapertura de las embajadas concretada hoy, sobre la actualidad política en Latinoamérica y sobre los asuntos que quedan pendientes en la relación, entre ellos “los derechos humanos”, según dijo Kerry.

“Los Estados Unidos acogen con beneplácito el nuevo comienzo de su relación con el pueblo y el Gobierno de Cuba. Estamos decididos a vivir como buenos vecinos sobre la base del respeto mutuo y queremos que todos los ciudadanos en EE.UU. y Cuba miren hacia el futuro con esperanza”, afirmó Kerry en unas declaraciones en español.

El jefe de la diplomacia estadounidense, que el próximo 14 de agosto viajará a Cuba para izar la bandera de EE.UU. en la nueva embajada, matizó que el “hito” de hoy “no significa el fin de las diferencias que aún separan a los dos Gobiernos”.

“Pero sí refleja la realidad de que la Guerra Fría acabó hace mucho y (…) hemos comenzado un proceso de normalización que seguro llevará tiempo, pero también beneficiará al pueblo tanto en Cuba como en Estados Unidos”, agregó Kerry.

Respecto al embargo comercial estadounidense que aún pesa sobre la isla, Kerry recordó que el Gobierno de Barack Obama ha pedido al Congreso que levante esas sanciones.

“Es nuestra esperanza que, durante el desarrollo de la relación en las próximas semanas, meses o años, esperemos que no demasiados años, la gente comience a ver los beneficios” de la nueva política estadounidense, afirmó Kerry, y se pueda por tanto levantar el embargo.