Tegucigalpa, 11 may (EFE).- Honduras inició este martes la vacunación contra la covid-19 en las personas de 75 años en tres «megacentros» en la ciudad de San Pedro Sula, norte del país, dos de ellos en modalidad «autoservicio», es decir que los adultos recibirán la dosis sin bajarse del vehículo.

Las universidades Católica y Tecnológica de Honduras, ambas privadas, abrieron sus puertas para vacunar en su área de estacionamiento mediante un sistema en el que los pacientes son atendidos desde sus automóviles, dijo a periodistas el viceministro hondureño de Salud, Roberto Cosenza.

El tercer centro de vacunación fue habilitado en un triaje instalado recientemente por el Gobierno hondureño para atender pacientes con coronavirus en San Pedro Sula, señaló.

Las autoridades sanitarias esperan aplicar hasta 2.000 dosis diarias de la vacuna, hasta inmunizar a más de 15.000 personas de 75 años en el departamento de Cortés (norte), uno de los más afectados por la pandemia.

«Vamos a vacunar a todas las personas que nacieron en 1946, que tienen actualmente 75 años, ninguna de estas personas va a quedar sin ser vacunada», subrayó Cosenza.

El funcionario anunció que este miércoles comenzará la vacunación de la población de entre 75 y 77 años en la Base Naval de Puerto Cortés, en el Caribe hondureño, en la modalidad de «autoservicio y peatonal».

El país centroamericano también habilitará «más autoservicios» para continuar la vacunación ante el «rotundo éxito» que ha tenido y para evitar mayores contagios entre los adultos mayores que reciben la inmunización, añadió.

Honduras, el país de Centroamérica con menos inmunizados, hasta el momento acumula 220.988 contagios y 5.701 muertes por la covid-19, según cifras del estatal Sistema Nacional de Gestión de Riesgos (Sinager).

Desde febrero pasado en el país se han aplicado alrededor de 55.000 dosis de varias vacunas entre trabajadores de la salud y miembros de organismos de socorro.

El país, con 9,5 millones de habitantes, ha recibido 237.600 dosis de vacunas AstraZeneca, bajo el mecanismo Covax que impulsa la Organización Mundial de la Salud (OMS), 6.000 de la rusa Sputnik V y 5.000 de Moderna, las últimas donadas por Israel.

Las autoridades sanitarias esperan recibir el viernes 40.000 vacunas Sputnik V, de 4,2 millones que el país le está comprando a Rusia, que debieron llegar la semana pasada, según lo había anunciado el canciller hondureño, Lisandro Rosales, el 25 de abril, desde Moscú.