Tegucigalpa, 5 abr (EFE).- El Gobierno de Honduras condenó hoy el nuevo lanzamiento de un misil balístico desde Corea del Norte, porque la prueba «viola de manera inequívoca» las resoluciones del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas.

En un comunicado de la Cancillería de Honduras, el Gobierno expresó «su condena» por el lanzamiento, pues considera que «atenta directamente contra la estabilidad de esa región y viola de manera inequívoca las resoluciones emitidas por el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas».

Corea del Norte lanzó hoy un misil balístico de medio alcance desde su costa oriental que recorrió unos 60 kilómetros en dirección al Mar del Este (Mar de Japón) y cayó fuera de la zona económica exclusiva de las aguas territoriales niponas, según el Ejército surcoreano.

El Gobierno hondureño reiteró su compromiso «con el diálogo y la solución pacífica de las controversias que permitan el retorno de la tranquilidad y garanticen la paz y seguridad internacional, de acuerdo a los principios establecidos en la Carta de las Naciones Unidas».

Corea del Norte disparó lo que parece ser un Pukguksong 2 (Estrella polar-2, en coreano) desde Sinpo, en la provincia de Hamgyong del Sur, al Mar del Este (Mar de Japón), a las 06.42 hora de Seúl (21.42 GMT del martes), según confirmó a Efe un portavoz del Ministerio de Defensa surcoreano.

Este último lanzamiento se produce la víspera de que el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, reciba en Florida a su homólogo chino, Xi Jingping, en un encuentro que tendrá a Corea del Norte como tema principal.

El régimen de Pyongyang ya lanzó el pasado 6 de marzo cuatro proyectiles balísticos de medio alcance, tres de los cuales cayeron en aguas de la Zona Económica Especial (EEZ) de Japón, a apenas unos 200 kilómetros de la costas del archipiélago, y hace dos semanas realizó otro ensayo de misiles aparentemente fallido.