Guatemala, 20 dic (EFE).- El Gobierno del presidente Jimmy Morales mantiene firme su plan de reducir en 10 % la desnutrición crónica en Guatemala en el periodo 2016-2020, informaron hoy fuentes oficiales.

«Yo ofrecí disminuirla un 10 por ciento a pesar de que mis asesores me dijeron que no lo prometiera porque era imposible», comentó el mandatario a periodistas y agregó que para cumplir esa meta su país adoptó el modelo de Perú, que en ocho años bajo en 17 % la desnutrición crónica.

Morales aseguró que su Administración está luchando y que será hasta el próximo año cuando se hagan las encuestas que podrán decir si han fallado o logrado hacer lo que se propuso.

No «podemos decir que si no se alcanza la meta tan ambiciosa sea un fallo o un incumplimiento del presidente porque es un reto de país», subrayó.

Durante la cuarta y última reunión extraordinaria del Consejo Nacional de Seguridad Alimentaria (Conasan) celebrada este miércoles se acordó sumar 57 municipios de los departamentos de San Marcos, Totonicapán y Sololá a la Estrategia Nacional para la Prevención de la Desnutrición Crónica.

Hasta ahora el plan se desarrolla en 82 municipios de los departamentos de Alta Verapaz, Huehuetenango, Quiché y Chiquimulilla, que es donde más existen casos de prevalencia de ese flagelo que afecta a más de un millón de niños en Guatemala.

En total han sido identificadas 1.471 comunidades de esos departamentos para reducir la desnutrición crónica, estrategia en la que participan, entre otros, el Programa Mundial de Alimentos (PMA).

El representante de este organismo en Guatemala, Mario Touchette, reiteró el apoyo de las Naciones Unidas a este plan que incluye el mejoramiento del agua y saneamiento y garantizar la seguridad alimentaria para los menores.

La meta del presidente Morales es bajar de 41,7 % a 31,7 % la desnutrición crónica durante sus cuatro años de Gobierno.