Guatemala, 17 jul (EFE).- El presidente de Guatemala, Otto Pérez Molina, dijo hoy que el país centroamericano está «con la mejor disposición» de colaborar con México para capturar al narcotraficante Joaquín «El Chapo» Guzmán, quien se fugó hace seis días de una cárcel de máxima seguridad mexicana.

A preguntas de los periodistas, Pérez Molina explicó que no ha tenido la oportunidad de hablar «directamente» con el presidente mexicano, Enrique Peña Nieto, pero que los dos Gobiernos, a través de los ministerios de Gobernación y Exteriores, han mantenido una comunicación «estrecha» y «total» para colaborar en las labores de búsqueda.

«Nosotros estamos haciendo nuestro mejor esfuerzo para poder colaborar, así como México ha colaborado con nosotros en este tipo de cuestiones de seguridad y en muchas otras áreas más», sostuvo el mandatario guatemalteco.

Guzmán, jefe del cártel de Sinaloa, se fugó el pasado 11 de julio del penal de máxima seguridad del Altiplano I, en el Estado de México (centro del país), a través de un túnel de kilómetro y medio que conducía a una casa a medio construir fuera de la cárcel.

La fuga, presumiblemente posibilitada por la corrupción de los guardas del presidio, es la segunda del capo después de su huida de la cárcel de máxima seguridad de Puente Grande, en el estado occidental de Jalisco, el 19 de enero de 2001.

«El Chapo» había sido recapturado el 22 de febrero de 2014 en Mazatlán, Sinaloa, ya en el mandato de Peña Nieto (2012-2018).

Pérez Molina detalló que Guatemala está preparada para contribuir a través de los operativos conjuntos que México requiera, incluido el «conjunto de alto nivel de seguridad».

Cuestionado por si la actuación con respecto a la fuga de «El Chapo» se está haciendo de una manera más rápida con respecto a la de Juan Carlos Monzón, exsecretario privado de la Vicepresidencia y supuesto de líder de organización de corrupción «La Línea», Pérez Molina señaló que esa es una «percepción» y que Guatemala ha hecho los esfuerzos «que corresponden» en ambos casos.

A su juicio, la fuga de «El Chapo» es un «caso internacional», un factor por el que tiene «mayor relevancia», pero, apostilló, Guatemala, «internamente», ha hecho todos los procedimientos necesarios «desde el primer día».

Monzón, prófugo de la Justicia guatemalteca desde el pasado 16 de abril, era el exsecretario privado de la dimisionaria exvicepresidenta Rosana Baldetti y está acusado, por las autoridades, de liderar una trama de corrupción en el ente recaudador de impuestos del país centroamericano.