Guatemala, 10 may (EFE).- El Gobierno de Guatemala consideró hoy “innecesaria” la protesta convocada para mañana por organizaciones campesinas para demandar seguridad alimentaria, la nacionalización de la energía y fin a la persecución judicial de sus dirigentes.

“El Gobierno del presidente Jimmy Morales ha tenido total apertura al diálogo con estos sectores que están convocando a esta manifestación”, aseguró el vocero presidencial, Heinz Hiemman.

Enfatizó que la protesta es “innecesaria” sobre todo si hay voluntad de diálogo por parte del Gobierno, porque las manifestaciones “perturban la tranquilidad y limitan la locomoción de otras personas”.

Hiemann aseguró que “cualquier paro que se haga perjudicará la economía del país” y convocó a las organizaciones campesinas que se acerquen a las autoridades a plantear sus peticiones para que sean atendidas.

“Creemos que el mecanismo del diálogo puede dar mejores resultados, el país no debe detenerse, hay que tratar de conciliar los conflictos”, sostuvo el funcionario.

La protesta de mañana ha sido convocada por la Coordinadora Nacional de Organizaciones Campesinas (CNOC) de Guatemala.

Según uno de los dirigentes de esta organización, Miguel Ixtal, habrán plantones en 26 carreteras del interior del país y una manifestación en la capital para exigir al Gobierno que atiendan sus demandas.