San Juan, 21 jul (EFE).- El racionamiento del servicio de suministro de agua que afecta ya a más de 400.000 personas en Puerto Rico se extenderá a partir del próximo jueves a varios municipios del sur de la isla caribeña, informó hoy a través de un comunicado la Autoridad de Acueductos y Alcantarillados (AAA).

La nota de la compañía pública, que cuenta con cerca de 1,2 millones de abonados, señala que el racionamiento afectará a varios sectores de los municipios de Salinas, Santa Isabel y Coamo, todos en la zona sur de la isla.

El objetivo de la medida es contribuir a conservar los abastos del principal acuífero de la región, según indicó el presidente ejecutivo de la AAA, Alberto Lázaro.

Los últimos informes del monitor de sequía de EE.UU. ubicaban al municipio de Coamo en situación de sequía moderada y Salinas y Santa Isabel en sequía severa.

De igual forma, el Servicio Geológico de Estados Unidos (USGS, por sus siglas en inglés) indica que la falta de precipitaciones ha ocasionado una reducción del volumen de almacenamiento de agua subterránea del acuífero del sur.

“Ante esta merma del agua disponible, el Departamento de Recursos Naturales -DRNA- nos ha solicitado una reducción de un 33 % en la extracción de estos pozos ubicados en la zona de interés primario”, destacó Lázaro.

“Coamo, Salinas y Santa Isabel dependen mayormente de este sistema de pozos, por lo que tomamos estas medidas para permitir que el acuífero se recargue y así contribuir a su protección”, añadió.

El directivo aclaró que una vez concluya un proyecto de transmisión de agua desde la planta de filtros Toa Vaca hacia los municipios de Santa Isabel y Coamo, ambos saldrán del plan de racionamiento que inicia el jueves.

A causa de la sequía que afecta a gran parte de las islas del Caribe, más de un tercio de la población puertorriqueña sufre en la actualidad cortes en el suministro de agua potable durante uno de cada dos días o incluso dos de cada tres días.