San José, 31 mar (EFE).- El expresidente de Costa Rica José María Figueres, los diputados Antonio Álvarez y Rolando González y el exlegislador Sigifredo Aiza buscarán este domingo la candidatura presidencial por el histórico PLN para las elecciones de 2018, durante la convención del partido.

El PLN, de origen socialdemócrata y el partido de mayor tradición en Costa Rica, busca recuperar su prestigio luego de la apabullante derrota que sufrió Johnny Araya, quien se retiró de la contienda en la segunda ronda de las elecciones de 2014 ante Luis Guillermo Solís, del Partido Acción Ciudadana (PAC).

El expresidente José María Figueres (1994-1998) ha propuesto volver a las raíces del partido, pero ha sido el blanco de duras críticas de sus adversarios y sectores de la población por haber sido cuestionado hace más de una década por dar una consultoría por 900.000 dólares, cuando ya no era presidente, a la empresa de telecomunicaciones Alcatel relacionada a contratos estatales.

Figueres, de 62 años, vivió 10 años en Suiza y en ese periodo no visitó Costa Rica aunque nunca hubo una acusación formal de la Fiscalía en su contra, como sí ocurrió en la misma época (entre 2004 y 2005) con los otros expresidentes Miguel Ángel Rodríguez y Rafael Ángel Calderón por casos similares acerca de dádivas de empresas en contratos estatales.

Entre las propuestas de Figueres se encuentran la modernización del transporte público y una lucha más frontal contra el crimen organizado, incluso ha afirmado que hará que los policías disparen y hundan las lanchas sospechosas de narcotráfico.

El otro aspirante fuerte, que junto a Figueres ha tenido más apoyo económico de donantes para la publicidad, es el diputado Antonio Álvarez Desanti, quien suspendió sus deberes como presidente del Congreso para participar en la campaña.

Álvarez, de 58 años, es el apadrinado del expresidente y Premio Nobel de la Paz, Óscar Arias, y entre sus propuestas sobresalen invertir más en la modernización de los servicios de salud y una serie de reformas educativas.

Óscar Arias meditó hasta el último momento si se presentaba como candidato, pero prefirió hacerse a un lado, no sin antes criticar fuertemente a Figueres e instarle a abandonar sus aspiraciones porque consideraba que daña al partido.

Arias, dos veces presidente 1986-1990 y 2006-2010, optó por darle su adhesión a Álvarez Desanti, quien en su publicidad resalta constantemente su cercanía con el Nobel de la Paz.

Los otros dos aspirantes, a quienes las encuestas dan pocas posibilidades, son el diputado Rolando González y el exdiputado Sigifredo Aiza.

González se caracteriza por su verbo fuerte contra el Gobierno y su liderazgo en la bancada legislativa del PLN, mientras Aiza ha sido crítico de los últimos gobiernos del partido, especialmente de Óscar Arias, a quien acusa de haber empobrecido al país.

En los próximos meses se llevarán a cabo otras convenciones de partidos importantes como el Partido Unidad Social Cristiana (PUSC) y el Partido Acción Ciudadana (PAC), que por primera vez gobierna al país.