El expresidente de El Salvador, Alfredo Cristiani (i), en una fotografía de archivo. EFE/Rodrigo Sura

San Salvador, 3 oct (EFE).- El expresidente de El Salvador Alfredo Cristiani (1989-1994) abrió 16 «empresas de papel» en dos «paraísos fiscales», según reveló este domingo una investigación del Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación (ICIJ), de la que el medio salvadoreño El Faro forma parte.

Según una publicación de El Faro, Cristiani abrió ocho empresas en las Islas Vírgenes Británicas y otras ocho en Panamá a partir de 1995, un año después de dejar la Presidencia.

Indicó que el ex jefe de Estado «manejó al menos 16 empresas de papel usando como socios a sus hijos, a su esposa, a sus sobrinos y también a su hermano mayor».

«La firma de abogados panameña Alemán, Cordero, Galindo & Lee (ALCOGAL) fue contratada por el expresidente salvadoreño en su incursión en paraísos fiscales», apuntó el medio.

Agregó que el ICIJ envió a Cristiani un cuestionario «sobre el manejo de empresas de papel», pero respondió mediante una carta que en un futuro daría su versión.

El Faro consignó en su texto que, de acuerdo con los «Papeles de Pandora», «Panamá fue el centro de una de las operaciones de Cristiani».

«Entre 2005 y 2008, hizo 6 movimientos a través de 5 empresas en las que transfirió por lo menos alrededor de 1 millón 427 dólares en capital y acciones», indicó el medio.

Entre los socios de una de estas compañías, según la publicación, se encuentra el fallecido Mauricio Felipe Samayoa, quien es acusado por la Fiscalía salvadoreña de participar en el desvío de 10 millones de dólares donados por Taiwán.

Samayoa era presidente del privado Banco Cuscatlán y la Fiscalía anunció en junio pasado que iniciaría un proceso civil contra los bienes dejados por el banquero.

De acuerdo con el Ministerio Público salvadoreño, Taiwán donó 15 millones de dólares a El Salvador para atender a las víctimas de los terremotos de 2001, pero el entonces presidente Francisco Flores (1999-2004) supuestamente se apropió de 5 millones y 10 millones fueron desviados a la cuenta del partido que lo llevó al poder.

La Alianza Republicana Nacionalista (Arena, derecha), ahora en la oposición, gobernó entre 1989 y 2009.

Flores falleció en 2016, poco después de ser enviado a juicio por este caso, que también involucra al expresidente Elías Antonio Saca (2004-2009), preso por malversar más de 300 millones durante su mandato y cuya responsabilidad civil en el caso de los fondos de Taiwan analiza una corte.

El Faro indicó que en los archivos revisados por sus periodistas «no hay información que verifique el cierre» de 7 «empresas extraterritoriales» de Cristiani.

Entre estas se encuentra la Fundación Raíces Ltd., de la que Claudia Cristiani, hija del expresidente y directiva de la misma, «confirmó a El Faro que la ‘offshore’ sigue operando hoy en día».

En declaraciones al medio, por una aplicación de mensajería instantánea, Claudia Cristiani indicó que fundación «tiene su base operativa en El Salvador y que tiene como misión administrar diversos programas de asistencia social».

Sobre el resto de sociedades indicó al medio: «No puedo comentar más del tema, lo único que puedo decir es que esas empresas fueron creadas de forma lícita, para fines lícitos y con fondos lícitos».

Las revelaciones de los «papeles de Pandora» cobra especial relevancia en Latinoamérica, donde cada año se le escapan al fisco más de 300.000 millones de dólares en evasión de impuestos, según datos de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal).

Los «papeles de Pandora» contaron con la participación de 150 medios de comunicación de todo el mundo y 600 periodistas que han examinado 1,9 millones de documentos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *