Tegucigalpa, 7 jun (EFE).- Estudiantes de la Universidad Nacional Autónoma de Honduras (UNAH) que se oponen a reformas académicas impulsadas por la máxima casa de estudios, abandonaron hoy una toma de las instalaciones que iniciaron este lunes, y emplazaron a las autoridades a satisfacer sus exigencias.

Un dirigente de los manifestantes que desde este lunes ocupaban las instalaciones de la UNAH en Tegucigalpa pidió a sus compañeros abandonar la concentración luego de que una jueza ordenará este día el desalojo.

Los manifestantes, tomados de la mano y, algunos, con el rostro cubierto alegando temor a “represalias”, formaron una cadena humana para salir de las instalaciones de la universidad, según imágenes publicadas por la prensa hondureña.

Los estudiantes exigen la “inaplicabilidad” de normas académicas, por considerar que son “excluyentes”, según una declaración pública.

Además aseguran que no se oponen a algunas, como aprobar cada asignatura con una calificación de un 70 %, pero sí a otras que afectan a los estudiantes”, de lo que no precisaron detalles.

Según las autoridades de la universidad estatal, algunas de las reformas tienen que ver con el índice académico de los estudiantes y la cantidad de asignaturas que pueden matricular a partir del rendimiento que tengan en las que está cursando.

Javier Barahona, representantes del Movimiento Estudiantil Universitario, dijo a periodistas que la problemática en la UNAH no solo se enfatiza en las normas académicas a las que los manifestantes se oponen.

“Nosotros mucho tiempo atrás venimos pidiendo a gritos la participación estudiantil dentro de las decisiones de los órganos de gobierno de la universidad”, subrayó.

Enfatizó, además, que la “confrontación de ingobernabilidad” en la universidad es porque “no existe una socialización directa con el estudiante”.

Los estudiantes se refugiaron en las oficinas del no gubernamental Centro de Investigación y Promoción de los Derechos Humanos (Ciprodeh), y amenazaron con tomar más medidas en caso de que sus demandas no se vean satisfechos por las autoridades.

La rectora de la UNAH, Julieta Castellanos, anunció que las actividades administrativas se reanudarán este miércoles, mientras las académicas lo harán el jueves, ya que primero deben realizar una evaluación de los daños ocasionados en las instalaciones por la toma de dos días.

“Hay que hacer una evaluación de los daños y las condiciones en las que se reciben las instalaciones universitarias, por eso no podemos ingresar hoy a la Universidad”, subrayó Castellanos al dirigirse a periodistas.

Las autoridades universitarias ordenaron el lunes retirar la seguridad privada de la institución y responsabilizaron a los manifestantes de cualquier daño a las instalaciones.