Panamá, 7 jun (EFE).- El Supremo panameño resolvió hoy no admitir por falta de prueba idónea una denuncia penal presentada por el Contralor de Panamá, Federico Humbert, contra la presidenta de la Asamblea Nacional (Parlamento), Yanibel Ábrego, por impedir una auditoría a una controvertida nómina del Órgano Legislativo.

Una fuente judicial dijo a Efe que el asunto fue tratado hoy en la reunión del pleno de nueve magistrados de la Corte Suprema de Justicia (CSJ).

De los nueve magistrados que integran el pleno, siete votaron a favor de no admitir la demanda, entre ellos Oydén Ortega, quien fue el ponente; Abel Zamorano, Ángela Russo, José Ayú Prado, Cecilio Cedalise, Efrén Tello y Jerónimo Mejía.

El togado Harry Díaz salvó su voto, mientras Secundino Mendieta, quien participó en la reunión del pleno como suplente del magistrado Hernán De León -presidente de la CSJ-, se abstuvo de emitir su voto sobre la reclamación penal del Contralor, según versiones de medios locales.

Humbert rechazó comentar la no admisión de su denuncia contra Ábrego, alegando que todavía no había tenido conocimiento de la resolución emitida por el pleno de magistrados.

El pasado 15 de enero, el Contralor procedió a denunciar a la presidenta del Parlamento por la supuesta comisión del delito contra la Administración Pública, acusándola de frenar la auditoría forense a la polémica nómina 080 de pago por la contratación de personal de los diputados que iba a ser practicada por sus auditores.

El Contralor dijo este miércoles que recurrirá a “todos los argumentos jurídicos para lograr poder revisar y presentar a la ciudadanía y a las autoridades que correspondan, un informe pormenorizado de cómo se manejaron dichos fondos”.

“Señores y señoras, dice el viejo refrán que quien no la debe, no la teme; pues me sorprende entonces la insistencia de no permitir a la Nación -no a la Contraloría, a la Nación- conocer cómo se manejan los fondos, que son de todos los panameños”, remarcó.

Sin embargo, Humbert afirmó que esperará a que la CSJ emita su fallo sobre el amparo de garantías presentado por la presidenta de la AN contra la auditoría a la nómina 080, para saber “si genuinamente podemos entrar o continuar el proceso de auditoría forense que habíamos solicitado”.

Aún así, Humbert anunció ayer que suspendió el pago total de la nomina 080 tras denunciar que su equipo técnico de auditores fue desalojado este miércoles por la seguridad de la AN y sus papeles y expedientes le fueran retirados, lo que negó el Parlamento.

La CSJ admitió el pasado 16 de mayo el mencionado amparo de garantías constitucionales presentado por Ábrego en contra de la resolución de la Contraloría ordenando la auditoría a la nómina 080.

La Contraloría quiere auditar la denominada “Planilla 080”, una partida mensual de la que disponen los diputados para contratar a su personal de confianza y que en los últimos tiempos ha sido objeto de múltiples polémicas por falta de transparencia y presunto nepotismo.

La partida fue elevada de 4.000 a 30.000 dólares por cada legislador en 2014, recién empezada la actual administración del presidente Juan Carlos Varela.

El Parlamento publicó el mes pasado información sobre las más de 3.000 personas contratadas supuestamente por los 71 diputados, pero algunos sectores lo consideraron insuficiente por falta de detalles específicos.