San Salvador, 22 abr (EFE).- El Salvador lamentó hoy los naufragios de embarcaciones con centenares de inmigrantes procedentes de África con destino a Europa, y abogó porque la problemática migratoria sea abordada con un enfoque de derechos humanos que evite más tragedias.

Alrededor de 850 personas murieron el pasado domingo en un naufragio ocurrido en aguas del Canal de Sicilia, según la Fiscalía de Catania (sur de Italia), mientras que al menos tres personas fallecieron el lunes al encallar una embarcación con numerosos inmigrantes ante las costas de la isla griega de Rodas, en el archipiélago del Dodecaneso.

Frente a esos hechos, el Ministerio de Relaciones Exteriores salvadoreño hizo un llamamiento a la comunidad internacional «para que la problemática migratoria sea abordada con un enfoque de derechos humanos para que puedan prevenirse más tragedias como las suscitadas en la presente semana».

Respecto al naufragio en las aguas del Canal de Sicilia, el Gobierno salvadoreño hizo «votos porque las labores de rescate en alta mar concluyan de manera exitosa», sostiene un comunicado de la Cancillería.

El Ministerio de Relaciones Exteriores expresó además «en nombre de todo el Gobierno» su solidaridad con los familiares «de las personas que han fallecido en esta tragedia».