San Salvador, 22 abr (EFE).- El Gobierno de El Salvador condenó hoy el ataque terrorista en Somalia, perpetrado el pasado lunes por el grupo Al Shabab, de inspiración yihadista, en el que murieron cuatro empleados del Fondo para la Infancia de Naciones Unidas (Unicef).

Un comunicado del Gobierno salvadoreño hace un llamamiento «a que se respeten la vidas de los funcionarios en el ejercicio de sus importantes funciones», en referencia al personal de Unicef.

Recordó que «el personal de la organización internacional Unicef trabaja en el terreno para brindar ayuda humanitaria y coopera con el desarrollo de la población somalí, incluidos los niños, muchos de los cuales están en una situación desesperada».

Asimismo, manifestó su «firme condena y rechazo a cualquier acción terrorista en todas sus formas y manifestaciones y, hace un llamado a la comunidad internacional, a continuar apoyando el proceso de paz y la reconciliación en Somalia».

El Gobierno de El Salvador expresó «sus muestras de condolencia y solidaridad a los familiares de todas las víctimas de este y otros ataques perpetrados por grupos terroristas».

En el ataque, ocurrido el lunes en Garowe, capital de la región semiautónoma somalí de Puntlandia, murieron seis personas, entre ellas el personal de Unicef.