San Juan, 15 oct (EFE).- El primer ministro de San Cristóbal y Nieves, Timothy Harris, reiteró que su Gobierno apoya totalmente las reclamaciones de compensación por la esclavitud sufrida por sus antepasados, que varias islas del Caribe planifican pedir a las antiguas potencias colonizadoras europeas, informó hoy el Gobierno.

“Apoyamos totalmente los reclamos de compensaciones”, dijo Timothy Harris, en un comunicado difundido hoy por el Gobierno del pequeño territorio caribeño.

Según el mandatario, las islas del Caribe que forman parte de esta iniciativa deben “encontrar el mensaje correcto” para que potencias europeas como el Reino Unido acepten que la esclavitud fue un crimen contra la humanidad y se unan al diálogo que busca compensaciones.

“La esclavitud hizo un daño irreparable a la psiques de los pueblos que fueron obligados a ese sistema. Hay una necesidad de ayudar a esas sociedades que sufrieron, a agilizar su desarrollo”, dijo Harris.

El político, quien fue electo en febrero, hace estas declaraciones luego de que la anterior administración de San Cristóbal y Nieves, liderada por Denzil Douglas, aprobara la creación de una comisión nacional que desarrollara este tipo de reclamaciones pero que aún no está formada oficialmente.

San Cristóbal y Nieves es uno de los 15 estados miembros de la Comunidad del Caribe (Caricom), organismo que ha discutido y redactado un plan de 10 puntos que atiende los reclamos de compensaciones por esclavitud para presentárselos a antiguas potencias colonizadoras europeas como el Reino Unido, España, Holanda y Francia.

El plan apunta a la posibilidad de exigir una disculpa formal de los países europeos, la cancelación de la deuda externa de esos países y reclamar la repatriación de descendientes, entre otros objetivos.

Otros 14 territorios que conforman Caricom son Antigua y Barbuda, Bahamas, Barbados, Belice, Dominica, Granada, Guyana, Haití, Jamaica, Montserrat, Santa Lucía, San Vicente y Granadinas, Surinam, y Trinidad y Tobago.