Fotografía cedida por la Presidencia de Honduras que muestra al presidente Juan Orlando Hernández mientras recibe la primera dosis de la vacuna contra la covid-19 con el fármaco AstraZeneca hoy, en Tegucigalpa (Honduras). EFE/Presidencia Honduras

Tegucigalpa, 25 may (EFE).- El presidente de Honduras, Juan Orlando Hernández, de 52 años, anunció que se inmunizará este martes contra la covid-19, que ya contrajo a mediados de 2020, por sufrir «dos enfermedades base y otra a causa del coronavirus» y detalló que le será aplicada la vacuna de AstraZeneca.

«Yo decidí que no iba a ser vacunado en el primer grupo. Pero hoy hice mi cita para vacunarme porque tengo dos enfermedades base y otra arrastrada por las secuelas de la covid-19», indicó Hernández en uno de varios mensajes a través de la red social Twitter.

El presidente había señalado en febrero que él y los funcionarios de su Gobierno no tenían previsto vacunarse contra la covid-19 en la primera fase de la campaña de vacunación para dar primero la posibilidad a las personas más vulnerables.

En este momento, el Seguro Social está aplicando ya la vacuna a sus afiliados de 60 años en adelante y a los de 18 a 59 años que tengan comorbilidades. Mientras que a través de la Secretaría de Salud están siendo vacunados desde los 75 años en adelante.

Hernández apuntó hoy «muchos de la oposición han dicho que la vacuna es agua con sal y esa es una semejante irresponsabilidad. Yo me voy a aplicar la de AstraZeneca».

El gobernante se refirió a la importancia de la vacunación durante la ceremonia del «Día del periodista hondureño», en la que le fue entregado el Premio Nacional de Periodismo «Álvaro Contreras» al veterano comunicador Mario Hernán Ramírez.

Según afirmó Hernández, hoy mismo se vacunaría en la jornada inicial del Instituto Hondureño de Seguridad Social (Ihss) a favor de sus afiliados.

El 16 de junio de 2020 Hernández informó que había contraído la covid-19, igual que su esposa, Ana García, pero que él fue el más afectado, por lo que recibió atención médica en el Hospital Militar, en Tegucigalpa.

Hernández ha sido blanco de múltiples críticas y reclamos por parte de diversos sectores del país que lo acusan de un mal manejo de la pandemia.

Se habla de presuntos actos de corrupción en la compra de equipos y medicamentos y demora en la adquisición de las vacunas para inmunizar a la mayoría de los 9,5 millones de habitantes que tiene el país centroamericano.

La pandemia ha dejado en Honduras, desde marzo de 2020, cuando se comenzó a expandir, al menos 6.188 fallecidos. Los contagios suman 233.116, según registros del estatal Sistema Nacional de Gestión de Riesgos (Sinager).

Hasta ahora ha sido vacunado alrededor del 1 % de la población hondureña, mientras sigue en alza la incidencia de muertes y contagios por la misma enfermedad.

En los cinco meses que van de 2021, se han duplicado los casos de muertos y contagiados que hubo entre marzo y diciembre de 2020, según los registros oficiales del Sinager.