Guatemala, 3 jun (EFE).- El presidente de Guatemala, Otto Pérez Molina, descartó hoy su participación en la II Cumbre entre la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños con la Unión Europea (Celac-UE), que se celebrará el 10 y 11 de junio en Bruselas.

“Yo no voy a ir”, dijo el jefe de Estado a periodistas durante una gira de trabajo por el puerto Quetzal, en el Pacífico guatemalteco.

Pérez Molina comentó que prefiere quedarse en Guatemala para “atender las situaciones que se están dando y mantener la estabilidad y el orden constitucional.

Sin embargo, anunció que le pedirá a su vicepresidente, Alejandro Maldonado Aguirre, que asista a la cita en Bruselas.

El Gobierno de Pérez Molina atraviesa por una crisis política a raíz de los escándalos de corrupción estatal destapados desde el pasado 16 de abril por la Comisión Internacional Contra la Impunidad en Guatemala (Cicig), en el que están implicados funcionarios públicos.

El denominado caso “La Línea” por el que han sido detenidas 27 personas, obligó el pasado 8 de mayo a renunciar a la vicepresidenta de Guatemala, Roxana Baldetti.

Pérez Molina también comentó que los cancilleres del Sistema de la Integración Centroamericana (SICA) le han expresado su respaldo ante la situación que vive el país.

El jefe de Estado volvió a reiterar que está dispuesto a cumplir su mandato de cuatro años, que concluye el 14 de enero de 2016.

“Yo he sido más que explícito”, respondió el mandatario al ser consultado por periodistas si presentará su renuncia como lo han demandado miles de guatemaltecos en manifestaciones populares realizadas los fines de semana desde el pasado 25 de abril.