Kingstown, 10 dic (EFE).- El gobernante Partido Laborista de Unidad (ULP) logró su cuarta victoria consecutiva en las elecciones generales celebradas este miércoles en San Vicente y las Granadinas, por la misma escasa ventaja de un escaño que obtuvo en la consulta de 2010.

El ULP, con el actual primer ministro, Ralph Gonsalves, a la cabeza, ganó ocho de los quince escaños en juego, según los resultados preliminares dados a conocer esta madrugada.

El principal opositor, el Partido Nuevo Democrático (NDP), ganó los siete escaños restantes.

“Me siento muy honrado por la victoria significativa e histórica”, dijo a Efe Gonsalves poco después de conocerse los resultados preliminares.

Gonsalves aseguró que se trata de “un cuarto mandato con un aumento de los votos” y pidió a la población de esta pequeña nación caribeña que “celebren esta victoria con paz y madurez”.

Los resultados significan que por cuarta ocasión consecutiva el líder del NDP, Arnhim Eustace, quien perdió el poder ante Gonsalves en 2001, ha vuelto a ser incapaz de revertir el resultado. El ex primer ministro (entre octubre de 2000 y marzo de 2001) aún no ha reconocido su derrota.

Gonsalves, de 69 años y catorce en el poder, buscaba en estas elecciones un cuarto mandato consecutivo sin precedentes en el poder de este país, miembro de la Comunidad del Caribe (Caricom) y en el que hay unas 90.000 personas censadas.

Los centros electorales de San Vicente y las Granadinas permanecieron el miércoles abiertos durante diez horas sin que se registran incidentes de consideración.

El NPD, que trajo una serie de abogados regionales para ayudar a supervisar los comicios, ha afirmado que en algunos distritos electorales hubo irregularidades en la votación, pero la supervisora electoral, Sylvia Findlay, pidió pruebas al respecto.

Las elecciones fueron supervisadas también por varios organismos extranjeros, incluyendo la Organización de Estados Americanos (OEA) y Caricom.

Si bien hubo cuatro partidos políticos que representaron un total de 43 candidatos, sólo la ULP y el NDP tenían alguna posibilidad de controlar el Parlamento, que cuenta con quince escaños.

Los quince integrantes del Parlamento que resulten elegidos en estos comicios serán los que escojan al próximo primer ministro.

San Vicente y las Granadinas, con una economía dependiente del turismo, los servicios financieros y el banano, fueron territorio británico desde 1783 hasta que ganaron su independencia en 1979.