Guatemala, 28 oct (EFE).- El paro nacional del transporte pesado en Guatemala, que cumple hoy dos días en protesta por la restricción a la circulación en la capital en ciertos horarios, está dejando millonarias pérdidas económicas, informaron fuentes oficiales.

Solo la Superintendencia de Administración Tributaria (SAT) estimó hoy que el fisco deja de percibir unos 65 millones de quetzales (8,6 millones de dólares) diarios en impuestos.

Según el Banco de Guatemala (central), la actividad de transporte, almacenamiento y telecomunicaciones tiene un peso de 10,3 % en la economía.

La municipalidad capitalina publicó hoy en el Diario de Centroamérica (oficial) el acuerdo que da vigencia a las restricciones al transporte pesado para no circular en la capital guatemalteca.

La circulación de lunes a viernes está prohibida de 05:00 a 09:00 hora local (11:00 a 15:00 GMT) y de 16:30 a 21:00 (22:30 a 03:00 GMT), así como los sábados de 12:00 a 16:00 (18:00 a 22:00 GMT).

Según la normativa, por incumplir con cualquiera de las restricciones la multa que podrá emitir la Policía Municipal de Tránsito es de 2.000 quetzales (265,9 dólares) la primera vez que cometan la falta y en una segunda ocasión 5.000 quetzales (664,8 dólares).

La Gremial de Pilotos del Transporte Pesado calcula que son 21.000 los chóferes de estos vehículos en paro nacional.

La Asociación de Exportadores de Guatemala (Agexport) exigió a los chóferes deponer el paro de las unidades que afectan a por lo menos tres aduanas, una de ellas en la frontera con México.

También exhortó a la municipalidad metropolitana a instalar una mesa de diálogo con los diferentes actores interesados para buscar una solución integral y viable de largo plazo.