San Salvador, 6 may (EFE).- La nueva información sobre la matanza de seis padres jesuitas en 1989 presentada recientemente por el escritor salvadoreño Jorge Galán en la Audiencia Nacional de España debe “motivar” a reabrir la investigación local, señaló hoy el ombudsman de este país, David Morales.

De acuerdo con el diario español El Mundo, la semana anterior Jorge Galán compareció ante el citado tribunal porque “posee grabaciones claves como parte de sus trabajos para escribir el libro ‘Noviembre'” en los que el expresidente Alfredo Cristiani (1989-1994) revela quienes “orquestaron y ordenaron el asesinato”.

“Como elemento nuevo de información puede aportar mucho a la investigación y debería motivar al avance, no solo a la investigación en España” sino que “debería motivar a que la justicia salvadoreña también actúe”, expreso Morales en una conferencia de prensa.

Según la abogada querellante en el caso Almudena Bernabéu, citada por El Mundo, en las grabaciones “el presidente Cristiani realiza declaraciones en las que admite que los generales (acusados) fueron las personas que orquestaron y ordenaron el asesinato”.

Galán, exiliado en España por supuestamente recibir amenazas de muerte tras la publicación del libro, presentó a finales de 2015 su novela “Noviembre” para la que entrevisto a Cristiani, de la Alianza Republicana Nacionalista (ARENA).

De acuerdo con el procurador Morales, no es la primera vez que Cristiani es mencionado en este caso, ya que “fue objeto en el pasado de denuncias formales, en las cuales se solicitaba fuera investigada su participación o requerida su colaboración” en las indagaciones.

Él “debiese estar permanentemente en plena disponibilidad de colaborar con cualquier autoridad judicial, interna o internacional, en el presente caso”, sostuvo Morales.

El procurador reveló que la Corte Suprema de El Salvador está “a punto de dar su resolución definitiva” sobre las extradiciones del coronel Guillermo Alfredo Benavides, los sargentos Ramiro Ávalos Vargas y Tomás Zárpate Castillo, y el cabo Ángel Pérez Vásquez, quienes fueron detenidos el 5 de febrero del año en curso.

A inicios de febrero, la justicia estadounidense dio luz verde a la extradición a España del exviceministro de Defensa Inocente Montano.

Por este caso se mantienen prófugos el exministro de Defensa Rafael Humberto Larios, Juan Rafael Bustillo, Juan Orlando Zepeda, José Ricardo Espinosa, Gonzalo Guevara, Francisco Elena Fuentes, Oscar Mariano Amaya, José Alberto Sierra, Joaquín Arnoldo Cerna, Carlos Mauricio Guzmán, Héctor Ulises Cuenca y Oscar Alberto León Linares.

Una ley de amnistía general emitida en 1993 por el Congreso no permite juzgar a los implicados en crímenes de guerra durante el conflicto civil que vivió ese país entre 1980 y 1992.

La noche del 16 de noviembre de 1989, un escuadrón del batallón elite Atlacatl del Ejército irrumpió en el campus de la jesuita Universidad Centroamericana (UCA) y mató a los españoles Ignacio Ellacuría, Segundo Montes, Ignacio Martín-Baró, Armando López y Juan Ramón Moreno y al salvadoreño Joaquín López.

En el hecho, ocurrido en el marco de la guerra civil salvadoreña, también fueron asesinadas la colaboradora de los religiosos Elba Julia Ramos y su hija Celina.

Una ley de amnistía general emitida en 1993 por el Congreso no permite juzgar a los implicados en crímenes de guerra durante el conflicto civil que vivió El Salvador entre 1980 y 1992.