Managua, 30 mar (EFE).- El mayoritario oficialismo del parlamento nicaragüense anunció hoy que votará por la sindicalista Corina del Carmen Centeno Rocha, propuesta por el presidente, Daniel Ortega, como procuradora de los Derechos Humanos, cargo que dejó vacante el exguerrillero Omar Cabezas.

«Hemos venido respaldando la política de nuestro Gobierno, de darle mayor protagonismo a la mujer nicaragüense», dijo a periodistas José Figueroa, vicejefe del grupo parlamentario sandinista, que cuenta con mayoría absoluta en la Asamblea Nacional.

Ortega propuso este martes a los diputados elegir a la sindicalista como procuradora de los Derechos Humanos.

El mandatario, en su solicitud al Parlamento, recomendó elegir a Centeno Rocha, candidata a diputada por los sandinistas en las elecciones pasadas, para promover «la equidad de género» en el Estado, según explicó en su carta.

Centeno Rocha es actualmente secretaria general de la sandinista Confederación de Trabajadores de la Salud del Norte, de acuerdo con su hoja de vida.

El exprocurador, Cabezas, de 66 años, renunció al cargo el 29 de febrero pasado por sufrir problemas de memoria, y explicó entonces, en una carta dirigida a Ortega, que se apartaba del puesto para poder tratar su enfermedad.

Cabezas era criticado por los no gubernamentales Centro Nicaragüense de Derechos Humanos (Cenidh) y la Comisión Permanente de Derechos Humanos (CPDH) por avalar presuntos métodos policiales y del Gobierno por encima de la ley.

El Parlamento hará la elección para este cargo en las próximas semanas.