Panamá, 18 jun (EFE).- La viceministra de Asuntos Multilaterales y Cooperación de Panamá, María Luisa Navarro, dijo hoy estar «orgullosísima» de que un panameño, en este caso la exmagistrada Esmeralda Arosemena de Troitiño, integre por primera vez la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH).

«Para Panamá es un orgullo tener por primera vez a un panameño sentado en ese organismo (…) Estamos orgullosísimos», afirmó la viceministra en declaraciones a Efe.

La exmagistrada de la Corte Suprema de Panamá fue elegida el pasado 16 de junio por la 45 Asamblea General de la Organización de Estados Americanos (OEA), reunida en Washington, para integrar la CIDH durante el periodo 2016-2019.

También se incorporarán al organismo el peruano Francisco Eguiguren, el colombiano Enrique Gil y la jamaicana Margarette May.

Arosemena de Troitiño es una candidata «con méritos propios y con independencia», añadió la viceministra.

Licenciada en Derecho y Ciencias Políticas de la Universidad de Panamá, fue magistrada del Tribunal Superior de Niñez y Adolescencia y de la Corte Suprema de Justicia de este país centroamericano.

La nueva comisionada tiene competencias en temas relacionados con la ética, la mujer, la familia, la niñez, los derechos humanos, el derecho penal y el procesal penal.