San Juan, 10 may (EFE).- El gobernador de Puerto Rico, Alejandro García Padilla, partió hoy hacia Nueva York para reunirse con parte de los acreedores y tratar de impulsar con ellos la reestructuración de la deuda de la isla, que supera los 70.000 millones de dólares.

El viaje se da un día después de que el secretario del Tesoro de EE.UU., Jacob Lew, estuviera en la isla y visitara una escuela y el Centro Médico de San Juan -principal hospital público de la isla-, para poner así cara a la crisis que vive Puerto Rico.

También se reunión con García Padilla para hablar sobre la falta de recursos del Gobierno local y el impacto que esto tiene en los sectores más vulnerables de la sociedad puertorriqueña.

En la que fue su segunda visita a Puerto Rico en lo que va de año tras la realizada el pasado enero, Lew urgió una vez más al Congreso federal a actuar con rapidez, ya que el Gobierno local dice no poder pagar a los acreedores y a la vez prestar servicios básicos a la población.

Lew dijo que el Congreso estadounidense debe favorecer una normativa que ayude a Puerto Rico a afrontar la reestructuración de su deuda como paso para superar los problemas de liquidez, ya que de no hacerlo la isla se enfrenta a una crisis humanitaria.

“Es el momento de actuar”, enfatizó Lew el lunes en una rueda de prensa en el Centro Médico, tras matizar que cuando el pasado mes de noviembre el Gobierno de Barack Obama pidió al Congreso que favoreciera la legislación para reestructurar una deuda superior a los 70.000 millones de dólares los legisladores en Washington no eran conscientes de la magnitud del problema.

Lew subrayó que el próximo 1 de julio el Gobierno local tiene que hacer frente a vencimientos de deuda por 2.000 millones de dólares, incluidos 700 millones de bonos de obligaciones generales que están garantizados por la Constitución local.

El Ejecutivo podría verse obligado entonces a pagar al menos esos 700 millones, con lo que, ante la falta de liquidez, tendrían que dejar de atenderse servicios básicos a la población, incluidos los de primera necesidad que presta el Centro Médico.

Tras viajar a Nueva York, García Padilla partirá a Washington, donde continuará los esfuerzos en el Congreso para que se provea a Puerto Rico de las herramientas necesarias para reestructurar su deuda, según detalló La Fortaleza en un comunicado.

“Estas reuniones son parte de la agenda de la Administración de García Padilla en busca de un trato justo e igualitario para Puerto Rico”, explicó la sede del Ejecutivo en el texto.

El secretario de Estado, Víctor Suárez Meléndez, tomará el puesto de gobernador interino hasta el próximo jueves, cuando se espera que García Padilla esté de regreso en la isla.