San Salvador, 5 jun (EFE).- El secretario general del oficialista salvadoreño Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (FMLN), Medardo González, admitió hoy que las prebendas carcelarias dadas a las pandillas durante una polémica tregua (2012-2014) fue una “política pública” del Gobierno de Mauricio Funes (2009-2014).

Como “FMLN, en los tiempos del Gobierno del presidente Funes, nos mantuvimos un paso atrás en este tema de la tregua, porque no nos parecía que esa estrategia, que esa política pública, diera el resultado que ellos creían que iba a dar”, dijo González en una entrevista televisiva.

Las explicaciones de González surgieron como reacción a las declaraciones dadas por el fiscal general, Douglas Meléndez, el pasado 1 de junio, en las que calificó a la tregua de una “cochinada institucional” en la que Funes “estuvo atrás”.

Meléndez sostuvo, además, que el entonces ministro de Seguridad y actual titular de la Defensa, David Munguía Payés, también estuvo involucrado en la creación del armisticio, al que el Gobierno atribuyó una baja importante de los asesinatos.

Además de “compartir” la postura del fiscal, González aseguró que durante el armisticio, su partido se “automarginó” y trató de que determinadas iniciativas gubernamentales ligadas a la tregua “no se implementaran obligatoriamente” en lo municipios regidos por el FMLN.

Funes y Munguía Payés se han desmarcado en diferentes ocasiones de este señalamiento, y sostienen que el papel del Gobierno se limitó a “acompañar” el proceso por la baja en los homicidios que propició el pacto de no agresión.

La semana pasada un tribunal de Instrucción envió a juicio a 18 personas, entre funcionarios y civiles, por las supuestas irregularidades cometidas en las prisiones en beneficio de los pandilleros durante la tregua.

La defensa criticó durante la etapa de investigación judicial a la Fiscalía por no procesar a Funes y Payés, a quienes señalan de ser “los padres de la tregua”.

Entre los enviados a juicio destacan el principal mediador entre las pandillas Raúl Mijango, excomandante guerrillero durante la guerra civil salvadoreña (1980-1992) y exdiputado del FMLN, y el exdirector de Centros Penales Nelson Rauda.

En febrero de 2015, el expresidente Funes justificó el acompañamiento del Gobierno a la tregua porque durante esta el promedio mensual de muertes violentas pasó de 340 a 160, y el registro diario de asesinatos bajó de 15 a 5.