Santo Domingo, 28 abr (EFE).- El canciller dominicano, Andrés Navarro, abogó hoy por un esfuerzo conjunto en América Latina para la implementación de mecanismos que permitan afrontar la ocurrencia de desastres y riesgos que amenazan a la región.

Navarro encabezó hoy la apertura de Reunión de Altos Funcionarios sobre Gestión Integral de Riesgos de Desastres de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac).

El funcionario, cuyo país ocupa la Presidencia temporal de la Celac, dijo que es necesario que los países miembros de este organismo identifiquen los lineamientos generales de la agenda estratégica regional, con una clara propuesta de reducción de riesgos de desastres, asistencia humanitaria y apoyo para la rehabilitación de los países que resulten afectados por cualquier situación de emergencia.

Afirmó que como países miembros de la Celac, con condiciones altamente vulnerables a desastres y riesgos naturales, el plenario convocado a la reunión deberá actuar de manera conjunta en la búsqueda de los mecanismos que coadyuven a enfrentar cualquier situación de desastre.

Navarro refirió que los delegados de la Celac están llamados a “desarrollar un plan de acción regional sobre gestión integral de riesgos de desastres, sobre la base de los avances alcanzados en el marco de los mecanismos internacionales para la asistencia humanitaria”.

Esto, agregó, de la mano del proceso de implementación del marco de Sendai para la reducción de riesgos de desastres, adoptado en marzo de 2015.

Este plan de acción, “deberá responder a las prioridades de la Celac en materia de desastres, de cara al futuro, y el estudio de posibles mecanismos para el intercambio de capacidades y recursos en casos de desastres, así como mecanismos de intercambio de información hacia la alerta temprana”, señaló.

Durante la reunión, en la que se abordarán los desafíos y oportunidades para fortalecer los mecanismos de asistencia humanitaria en la región, se buscará establecer una agenda estratégica que incluya propuestas para reducir el riesgo de desastres y de apoyo a la reconstrucción de los países afectados por este tipo de eventos.

Asimismo, tratará mecanismos para promover el intercambio de información, diálogo y coordinación entre los países miembros de la Celac, en el proceso hacia la Cumbre Mundial Humanitaria, que se realizará en mayo en Turquía.

La reunión tendrá lugar en momentos en que América se moviliza con ayuda humanitaria para Ecuador, tras el terremoto de magnitud 7,8 en la escala de Richter del pasado 16 de abril, que dejó más de 600 muertos y miles de heridos y desplazados.

En las plenarias del evento, que se extenderá hasta mañana, participan delegaciones de República Dominicana, Argentina, Chile, Bolivia, Brasil, Colombia, Costa Rica, Guatemala, Jamaica, Honduras, México, Nicaragua, Panamá, Paraguay, Perú, Santa Lucía y Uruguay, entre otras.