El Salvador.- El presidente de El Salvador, Mauricio Funes, descartó la participación del ejército para resguardar la seguridad pública en el país, al rechazar críticas por haber nombrado a dos generales retirados al frente de las principales instituciones del sector.

“La policía sigue siendo un cuerpo organizado en forma jerárquica, pero bajo la responsabilidad de una autoridad civil. La policía no está en proceso de militarización (…) está en un proceso de profesionalización y de adaptación a las nuevas circunstancias”, afirmó el mandatario.

“Debemos dejar a un lado los prejuicios, dejar a un lado esa discusión estéril”, agregó el presidente, durante un acto de la Policía Nacional Civil (PNC).

Funes nombró la semana pasada al general retirado Francisco Salinas como director de la PNC y, en noviembre al general retirado David Munguía como ministro de Justicia y Seguridad Pública.

El gobernante consideró que esos nombramientos son parte de “un cambio de concepción” en la manera de cómo se trabajará contra la delincuencia, el crimen organizado y, en especial, las pandillas.