Paso Canoas (Panamá), 28 jul (EFE).- Costarricenses y panameños marcharon hoy en la frontera para repudiar la trata de personas y concienciar sobre este flagelo a la comunidad limítrofe de Paso Canoas, donde este viernes se detuvo a un presunto traficante dominicano.

En la V Caminata Binacional Panamá-Costa Rica participaron integrantes de las instituciones de ambos países y estudiantes, con el apoyo de la Organización Internacional para las Migraciones.

Paso Canoas es un punto de tránsito continuo de personas y es el primer puesto aduanero por el que deben pasar los miles de migrantes que buscan viajar hacia Estados Unidos por vía terrestre a través de Centroamérica, un fenómeno que ha crecido en años recientes.

La mayoría de los migrantes irregulares cruzan de Panamá a Costa Rica por rutas silvestres, fuera del control de las autoridades.

Este mismo viernes fue detenido en el sector un dominicano acusado de traficar a tres migrantes ecuatorianos que presuntamente le pagaban para que los llevara hacia Norteamérica.

Un juez de la provincia panameña de Chiriquí (fronteriza) dictó una detención preventiva de seis meses al sospechoso, no identificado, mientras las víctimas quedaron a las órdenes del Ministerio Público.

En los últimos tres años 150 personas han sido rescatadas de la trata en Panamá y se han desarticulado más de 14 redes criminales, dijo a Efe durante la actividad el secretario de la Comisión Nacional Contra la Trata de Personas, Rodrigo García.

En lo que va de año, Costa Rica ha rescatado a 18 personas en casos de trata con fines de explotación sexual, laboral, servidumbre y adopción irregular de menores de edad, con víctimas principalmente nicaragüenses, costarricenses, colombianos, ghaneses y congoleños.

«Para el Gobierno de Costa Rica la trata de personas es preocupante. Cada caso es particular y lo importante es seguir buscando las redes para seguir para desmantelarlas. Los dos países trabajamos en forma conjunta», dijo a Efe Laura Sánchez Solano, de la Dirección General de Migración y Extranjería de Costa Rica.

Autoridades de ambos países conforman una Comisión Permanente para la Protección y Asistencia a Migrantes en Condición de Vulnerabilidad.

Según datos de la ONU, la trata es una actividad ilícita que mueve anualmente 32.000 millones de dólares en todo el mundo y el 70 % de sus víctimas son mujeres.